FF. AA.: “Demasiados caciques y pocos indios” | Alemania | DW | 19.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

FF. AA.: “Demasiados caciques y pocos indios”

En entrevista exclusiva, el ministro alemán de Defensa habla sobre la reforma de las FF. AA. alemanas y el futuro de esa institución en el marco internacional.

Ministro alemán de Defensa: Thomas de Maiziere.

Ministro alemán de Defensa: Thomas de Maiziere.

Thomas de Maizière, el ministro alemán de Defensa, quiere mirar hacia adelante. Se debe llevar a cabo una reforma para reducir las tropas de las Fuerzas Armadas alemanas y equiparlas para misiones en el extranjero, dice. El ministro de Maizière, de la Unión Cristianodemócrata (CDU), cree que la sociedad alemana debe participar del debate “acerca del tipo de Fuerzas Armadas que quiere tener”, según dijo a la emisora alemana DeutschlandFunk.

Sr. de Maizière, usted se tomó once semanas para verificar cuidadosamente el estado de cosas y elaborar sus planes. ¿Es el estado de las tropas mucho peor de lo que usted creía?

Thomas de Maizière: La situación de las FF. AA. es hace tiempo objeto de análisis. También Karl-Theodor zu Guttenberg (el ministro de Defensa anterior, n. de la R.) y el “consejo de sabios” habían analizado la situación. Y ahora estamos tomando las medidas correspondientes al caso.

Hace poco dijo que las Fuerzas Armadas son ingobernables. ¿Qué es lo que quiso decir con eso?

Que, como están, no se pueden dirigir así como están, ya que se hallan estructuralmente subfinanciadas, es decir, que cuentan con poco dinero para las tareas con las que tienen que cumplir. O se les destina más dinero o se modifican sus tareas, o ambas cosas. Las FF. AA. no están adecuadamente preparadas para cumplir con su función. Hay muy pocos cargos de los que se necesitan y demasiados de los que no se necesitan. Y las estructuras de liderazgo son obsoletas: tenemos demasiados mayores y demasiados generales, demasiados reglamentos, y todo eso debe cambiar.

¿Demasiados caciques y muy pocos indios?

Así es.

Si es cierto que las FF. AA. alemanas no se pueden dirigir, eso representa una crítica clara a la situación que encontró.

Es verdad, y mi antecesor ejerció la misma crítica. Por eso, en el acuerdo de coalición se marcó un nuevo rumbo. Mi antecesor comenzó la tarea de reforma con gran decisión y planeó grandes cambios que yo, a mi manera, he reordenado y quiero llevar a cabo ahora.

Usted dijo que el lugar de las FF. AA. está en el corazón de la sociedad. ¿Cómo piensa lograrlo?

Actualmente contratamos a 15.000 efectivos por año, entre soldados temporales y profesionales, y el número de aspirantes triplica esta cifra. Ahora intentamos atraer a voluntarios para el servicio militar, a fin de ampliar las bases de reclutas y también para anclar a las FF. AA. en la sociedad. Queremos que la idea de trabajar en las FF. AA. sea atractiva por la remuneración y por el honor de servir a este país.

¿Cree que la sociedad se ha interesado demasiado poco por las FF. AA. y el servicio que éstas prestan?

Según encuestas, entre las profesiones mejor vistas está la de soldado. Primero vienen los jueces, los policías, y luego están los soldados, y está bien que así sea. El concepto de unas FF. AA. armada de voluntarios debe ser tema de discusión en la sociedad, más que el de una armada con servicio militar obligatorio. Debe ser un debate, no sólo de las FF. AA., sino también de la sociedad, que debe discutir con qué tipo de FF. AA. quiere contar.

En el marco de estas reformas se dijo que las FF. AA. alemanas deben preparase para misiones en el extranjero. ¿A qué casos se refiere?

La política de seguridad debe responder a la pregunta sobre a qué podemos aspirar en esa área. Y el perfil profesional de las FF. AA. responderá a la pregunta sobre qué queremos lograr. Y si unimos ambas cosas, está claro que, además de la defensa de los intereses nacionales y de los de la alianza, nuestra tarea será mantener a distancia los efectos de crisis y conflictos, así como evitar y poner coto a los mismos. Para muchos países es un honor ser parte de la comunidad internacional y asumir responsabilidades a nivel internacional. Y eso es en lo que tenemos que pensar cuando no se trata de intereses directamente alemanes . Somos un país importante y queremos seguir siéndolo. Queremos seguir teniendo influencia en el mundo y, para eso, corresponde también asumir responsabilidades a nivel internacional, pero sólo si lo consideramos correcto, y no de forma compulsiva.

Si tomamos como ejemplo la misión en Libia, ¿no demuestra eso exactamente lo contrario, es decir, que el Gobierno alemán hace exactamente lo contrario de lo que usted acaba de decir?

No. Se debe comprobar cada caso individual para saber si es correcto, si es justificable, y si el fin se puede lograr con los medios adecuados. Nuestra decisión de no participar en la misión en Libia no tuvo que ver con la cuestión de si se trata de defender intereses alemanes, sino con que no consideramos convincentes los medios y la resolución de intervenir en Libia política y militarmente. Y continuamos pensando lo mismo.

Sin embargo, el eco de esta decisión es, en parte, que Alemania no se hace cargo de su responsabilidad internacional.

Claro que, al estudiar cada misión en particular, algunas veces diremos que sí y otras veces diremos que no. Y somos concientes de nuestras obligaciones como aliados. Pero los intereses nacionales tienen prioridad, y nuestros socios de coalición lo comprenden muy bien.

Para finalizar, Sr. de Maizière, el objetivo inicial de la reforma era ahorrar, y ahora se revela que también representa una oportunidad. Pero, ¿No queda claro, entretanto, no será posible llevar a cabo esa medida de ahorro en su ministerio?

Acordé con el ministro de Finanzas, y también lo hablé dentro de la coalición, que sí podremos cumplir con las medidas de ahorro, pero que tenemos que tener una compensación, por otro lado, para que se evite que la reforma que le espera a las FF. AA., en especial, la reducción de personal, se convierta en una carga. Y todos los detalles al respecto, incluidas las cifras, las comunicaremos como resultado de las conversaciones sobre el presupuesto, y no antes. Pido comprensión al respecto.

Autor: Jasper Barenberg (DeutschlandFunk)/ Cristina Papaleo

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda