Festivales ″verdes″: protección del clima en el Festival MELT! | Global Ideas | DW | 16.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Festivales "verdes": protección del clima en el Festival MELT!

En una antigua mina alemana se celebra el festival MELT!, ecológicamente correcto.

Ver el video 05:36

Festivales verdes - protección del clima en el festival "Melt!"

Objetivo del proyecto: reforzar la conciencia medioambiental tanto de la industria musical como de los asistentes al festival
Medidas: equipos solares para la generación de electricidad, discoteca sostenible, cobro de depósito por la basura generada
Producción de electricidad: 2.900 metros cuadrados de paneles solares generan 189.000 kilovatios de electricidad
Logística: los visitantes se desplazan hasta el festival a través de medios sostenibles, dejando de emitir 23 toneladas de CO2

Hasta entrada la década de los 90 del siglo pasado, excavadoras gigantes se encargaban aquí de extraer carbón de las entrañas de la Tierra. Desde entonces, el panorama ha cambiado en Gräfenhainichen, una pequeña ciudad del este de Alemania ubicada en las cercanías de Dessau. Las excavadoras han dejado de funcionar, para convertirse en parte esencial del museo de la industria "Ferropolis", "la ciudad del hierro". Pero el ruido vuelve cada año a este lugar, aunque sólo sea por unos días. Concretamente, en el mes de julio. Durante un fin de semana, el Gräfenhainichen acoge el mayor festival de música indie y electrónica de Europa. Los gigantes de acero, espectacularmente iluminados, constituyen el entorno para 150 bandas y DJ's, que actúan repartidos por diversos escenarios ante alrededor de 20.000 espectadores venidos de toda Europa.

Pero el megafestival ofrece otra vertiente. Gitarras eléctricas, iluminación de escenarios y otras tecnologías requieren, sobre todo, de un recurso: electricidad. Mucha electricidad. Para ser precisos, en total, 73.000 kilovatios/hora en tres días. A nadie le extraña, pues, que las emisiones de CO2 derivadas de la generación de electricidad equivalgan a las producidas por una ciudad de pequeñas dimensiones. Un problema que no es exclusivo del MELT!, sino que es extensible también a otros festivales de música.

Pero hay señales que apuntan a un cambio de mentalidad. Y es que da igual si se trata de amor, lucha contra la pobreza o por la paz en el mundo, los mensajes positivos fueron siempre –y siguen siéndolo- un tema central en los festivales de música. En ese sentido, la conservación del medio ambiente no constituye una excepción. Poco a poco, los organizadores de dichos eventos ponen en marcha medidas para potenciar la protección del clima de forma concreta.

Es el caso de los responsables del MELT!, a través de su iniciativa M!Eco, que pretende sentar precedente y crear una conciencia medioambiental entre los asistentes al festival: paneles solares en el recinto del certamen generan anualmente energía suficiente para cubrir la demanda de dos festivales. Unos 700 visitantes viajan hasta Gräfenhainichen en tren en lugar de hacerlo en coche. También hay estaciones de carga para celulares alimentadas con energía solar e incluso una discoteca sostenible impulsada por bicicletas, donde la música tan sólo suena si los participantes pedalean con fuerza. Además, un sistema de cobro de depósito por la basura generada debe garantizar la recogida centralizada del alrededor de 200 toneladas de residuos generados durante el festival.

Todo ello cuenta también con la participación de la "Iniciativa Música Verde", una iniciativa de protección del medio ambiente creada por la industria musical alemana. En colaboración con los organizadores del MELT!, pretenden convertir al festival en precursor de la protección del clima y ejemplo para otros certámenes.

Un reportaje de Brigitta Moll

Audios y videos sobre el tema