1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Feria del Libro: récord a pesar de crisis

El fascinante colorido turco, el interés por lo fantástico y sobrenatural hicieron que la magia del libro se impusiera a la actual crisis financiera: la 60 edición de la Feria del Libro de Fráncfort logró nuevos récords.

default

Una de las obras de Arnselm Kiefer quien fue galardonado con el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes.

La crisis financiera no logró mermar los negocios ni el interés en torno al libro, por el momento. Jamás se había registrado tal caudal de público en esta feria internacional. Tan sólo la última jornada ingresaron al recinto ferial 78.000 personas, marcando un nuevo récord de asistencia para un solo día.

Frankfurter Buchmesse 2008

Más visitantes, más ventas.

Thomas Minkus, portavoz de la Feria Internacional, subrayó en el balance final el positivo estado de ánimo y la confianza comercial. La comercialización de licencias y derechos no se vio afectada por la crisis financiera, e incluso las actividades en el centro de agentes literarios aumentaron en un ocho por ciento. Entre las tendencias más interesantes estuvieron la literatura fantástica, los temas sobrenaturales y la parapsicología, según Minkus.

No sólo los organizadores de la feria la calificaron de exitosa. También Turquía, que se presentó por primera vez como invitado especial, pudo aprovechar el foro internacional para despertar el interés por muchas obras de autores contemporáneos desconocidos internacionalmente.

Fascinantemente colorida

Turquía aprovechó el marco de la feria para ofrecer, en una serie de eventos paralelos, una imagen de su rica vida cultural. Bajo su lema "fascinantemente colorido" logró despertar el eco que se esperaba.

Frankfurter Buchmesse 2008 Regal mit türkischen Büchern

A traducir libros turcos.

La presencia del Premio Nobel de Literatura, Orhan Pamuk, que impulsó en beneficio de la editorial alemana Hanser, órdenes enormes por su más reciente obra “Museo de la Inocencia”, ayudó también a generar interés por el resto de casi 40 autores turcos que se presentaron en Fráncfort. Uno de los debates centrales en esta edición fue la problemática de la traducción, uno de los principales obstáculos que ha limitado la presencia de autores turcos en librerías alemanas a unos cuantos.

También la organización de derechos humanos Amnistía Internacional prevé que la presencia de Turquía en la feria del libro tenga un efecto positivo sobre la libertad de expresión.

La Feria del libro sirvió como foro para un debate pacífico de las contradicciones que enfrenta Turquía. Los expositores turcos no se limitaron a presentar la política oficial sino también literatura crítica. En su discurso de apertura Orhan Pamuk criticó la inclinación del Estado turco a prohibir libros y castigar a escritores. Por su parte el presidente turco, Abdullah Gül, defendió que "Turquía no es un país de prohibiciones". Las voces de los escritores que no temieron arriesgarse y criticaron el paternalismo del Estado y a los militares, parecerían evidenciar que realmente se está gestando un cambio de mentalidad en aras de la libertad de expresión en Turquía.

Libreros premian a escultor

El broche de oro de la actual edición de la Feria del Libro fue la entrega del Premio de la Paz de los Libreros Alemanes. Por primera vez, el premio que otorga anualmente la organización de los libreros y las editoriales del país no fue para un autor sino para un pintor y escultor: el artista alemán Anselm Kiefer de 63 años que reside desde hace 15 años en Francia.

Anselm Kiefer auf der Frankfurter Buchmesse

Anselm Kiefer.

La ceremonia se realizó en la Iglesia de San Pablo de Fráncfort, considerada una de las cunas de la democracia alemana. El discurso de honor estuvo a cargo del crítico y publicista Werner Spies, quien definió a Kiefer como "un poseso en la lucha contra el olvido y por el esclarecimiento". Calificó de “única” la relación del artista con la literatura.

Kiefer, un pacifista que considera la paz como una utopía inalcanzable, una lucha permanente, agradeció el premio haciendo una parábola sobre la fuerza del arte con el de la poesía, que considera una de sus principales fuentes de inspiración. "Los poemas son como boyas en el mar y yo voy saltando de una a la otra, siempre en la búsqueda".

DW recomienda