1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Feria del Libro de Leipzig: un imán para los jóvenes

Algo deben estar haciendo bien los organizadores de la Feria del Libro de Leipzig porque su magnetismo sobre los lectores más jóvenes ha conservado su fuerza por mucho tiempo. ¿Se deberá a su apertura hacia los e-books?

El “rincón de lectura” es uno de los sitios más acogedores de la Feria del Libro de Leipzig y un auténtico imán para los visitantes más jóvenes: cuando las lecturas para niños y adolescentes tienen lugar, ni un asiento queda vacío. Al final, estos representantes de la nueva generación de bibliófilos hace cola para obtener el autógrafo de sus autores preferidos. Algo deben estar haciendo bien los organizadores de la Leipziger Buchmesse; su reputación como sitio de encuentro para el público joven no se ha visto quebrantada en mucho tiempo.

El área de exposiciones de la feria ocupa 69.000 metros cuadrados. Un cuarto de esa superficie ha sido acaparada por las editoriales dedicadas exclusivamente a los menores. Este año ha habido novedades: a los cerca de 450 eventos especiales para lectores jóvenes se han sumado la entrega del premio al mejor texto escolar y diversas actividades para fomentar el hábito de la lectura. “Casi un tercio de nuestros visitantes tiene menos de 21 años”, asegura el director de la Feria del Libro de Leipzig, Oliver Zille.

“Eso incluye a los 25.000 estudiantes que vienen juntos a la feria, como parte de sus actividades académicas”, dice Zille, agregando que este año han venido 163.000 personas a la exposición; tantas como en 2011. Mientras que la feria del libro más grande del mundo, la de Fráncfort del Meno, sólo está abierta para los profesionales del mundo editorial, la de Leipzig es de libre acceso para todos. Eso es algo que las casas editoras agradecen; es en Leipzig donde ellas entran en contacto directo con los lectores y los libreros.

El paraíso de los jóvenes autores

Leipziger Buchmesse 2012

La Feria del Libro de Fráncfort está abierta a los profesionales del mundo editorial; la de Leipzig es de libre acceso para todos.

Las editoriales adquieren sus licencias de publicación y hacen negocios en Fráncfort, pero es en Leipzig donde se enteran de qué títulos han sido bien acogidos por el público y qué temas le interesan. El acceso irrestricto de esta feria es importante también para los autores jóvenes o desconocidos. “En Leipzig, todo el mundo se siente muy a gusto. Y eso hace que uno pueda iniciar una conversación con editores y lectores muy fácilmente. Eso es imposible en Fráncfort”, comenta Michael Stavarič, ganador del premio Adelbert von Chamisso 2012.

Esta es la séptima vez queStavarič viene a Leipzig para asistir a la feria. Eso le da la oportunidad de visitar el Leipzig liest (Leipzig lee), el festival de lectura más grande de Europa, que transcurre paralelamente. “No hay esquina alguna en la ciudad en donde no se esté leyendo en voz alta“, cuenta Stavarič. Las estadísticas le dan la razón: 2.780 autores leyeron segmentos de sus trabajos en 350 puntos distintos de Leipzig. De los autores jóvenes con menos experiencia que Stavarič, por ejemplo, se ocuparon los organizadores de autoren@leipzig.

Sin miedo a las nuevas tecnologías

Buchmesse Leipzig

La presencia masiva de e-books sugiere que la industria del libro empieza a perderle el miedo a las nuevas tecnologías.

Autoren@leipzig es un programa nuevo: en una serie de talleres de autoayuda, a la nueva camada de escritores se les guía por ese laberinto que es el ámbito de las editoriales. ¿Cómo hago para mercadearme efectivamente? ¿Cómo encuentro la editorial adecuada para mi trabajo? Esas y otras preguntas hallan respuestas o pistas en numerosas actividades diseñadas a la medida de los principiantes. Wolfgang Tischer, operador de la página web literaturcafe.de, aplaude esta iniciativa, “aún cuando algunas esperanzas se desinflen frente a la realidad”.

El hecho de que a un programa tan prominente como Autoren@leipzig se le haya dado un nombre que parece sacado del mundo digital es sólo uno de los indicios de que la industria del libro empieza a perderle el miedo a las nuevas tecnologías. ¿Qué las pantallas van a desplazar al libro impreso? ¡Ya veremos! Muchas editoriales mostraron orgullosas sus libros electrónicos junto a sus respectivas versiones de papel en el marco de Leipzig. liest. digital (Leipzig. lee. digital). No obstante, el director de la feria, Oliver Zille, insiste: “Leipzig es y será una feria para libros de papel”.

Autores: Nadine Wojcik / Evan Romero-Castillo
Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda