1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Felipe González en Venezuela: por “fuerza mayor”

El expresidente español Felipe González (1982-1996) anunció que estará en Venezuela del 17 al 20 de mayo. Declarado “persona non grata” por los parlamentarios chavistas, está por verse si se le impide la entrada al país.

El expresidente español Felipe González (1982-1996).

El expresidente español Felipe González (1982-1996).

Venezuela volverá a acaparar la atención de la comunidad iberoamericana la próxima semana: el expresidente español Felipe González informó que estaría en Caracas del 17 al 20 de mayo para demandar la liberación del alcalde capitalino Antonio Ledezma, del líder opositor Leopoldo López y de las demás personas detenidas arbitrariamente por razones políticas desde febrero de 2014. González también anunció que se integraría al equipo de abogados de Ledezma y López; de ahí que su visita al país caribeño genere grandes expectativas.

De momento, la pregunta de rigor es si las autoridades migratorias le impedirán entrar a territorio venezolano. Y es que el socialista sevillano fue tachado de “persona non grata” por los parlamentarios chavistas el pasado 21 de abril. Aunque algunas fuentes desestiman que la declaración de la Asamblea Nacional sea vinculante, más de un funcionario diplomático ha sido expulsado de Venezuela tras ser tildado de indeseable. Ivo Hernández, de la Universidad de Münster, está convencido de que González no tiene nada que temer.

Werz: “Si González llega acompañado por Cardoso, Lagos y Pastrana, Maduro (foto) no hará nada en su contra”.

Werz: “Si González llega acompañado por Cardoso, Lagos y Pastrana, Maduro (foto) no hará nada en su contra”.

Una comitiva de peso

“Es improbable que el hombre fuerte de Caracas, Nicolás Maduro, le niegue la entrada al país porque González no arribará solo. El político español llegará a Venezuela flanqueado por el expresidente colombiano Andrés Pastrana y por dos de los representantes más sólidos de la socialdemocracia latinoamericana: Fernando Henrique Cardoso y Ricardo Lagos, otrora jefes de Gobierno de Brasil y Chile, respectivamente”, señala Hernández. Nikolaus Werz, de la Universidad de Rostock, coincide con el experto de Münster.

“Una comitiva como esa tiene peso. Si González llega acompañado por Cardoso, Lagos y Pastrana, Maduro no hará nada en su contra; arremeter contra González le haría un daño enorme a la imagen internacional de su Gobierno”, dice Werz, agregando que, dada la gravedad de la crisis venezolana, hasta el Vaticano podría comenzar a involucrarse en la búsqueda de una solución. Hernández lo secunda: “Cabe suponer que el dictador cubano, Raúl Castro, habló sobre el caso venezolano con el Papa Francisco cuando se reunieron hace poco”.

Hernández: “Cabe suponer que Raúl Castro habló sobre el caso venezolano con el Papa Francisco”.

Hernández: “Cabe suponer que Raúl Castro habló sobre el caso venezolano con el Papa Francisco”.

“La realpolitik se va a imponer”

“Se está ejerciendo cada vez más presión en la arena internacional para que la situación de ese país comience a ‘normalizarse’. Y esa ‘regularización’ pasa por poner fin a los desafueros de los que es objeto la oposición en Venezuela, incluido el secuestro de sus líderes. Hay que decirlo: el Alcalde Mayor de Caracas, Antonio Ledezma, fue secuestrado por el Estado”, enfatiza Hernández. “La meta de González es generar tensión y yo no descartaría que se llegue a negociaciones a puerta cerrada para liberar a los presos políticos”, acota Werz.

¿No son estos pronósticos demasiado optimistas, considerando que el Gobierno de Maduro suele tomar decisiones descritas por politólogos como irracionales e inoportunas? “Maduro no es tan impredecible como se cree; él reacciona ante lo que en el campo de la política se conoce como ‘fuerzas mayores’. Y en este caso las tiene todas en contra. La realpolitik se va a imponer y obligará al Gobierno venezolano a ceder en lo que atañe a la intolerable situación de los derechos humanos en ese país”, responde Hernández.

DW recomienda