1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

FedEx y TNT: una fusión con potencial

El consorcio de logística estadounidense FedEx pretende absorber a su rival holandés TNT Express. Con ello, en Asia y Europa FedEx podría pisarle los talones a la competencia alemana Deutsche Post.

Para que un paquete llegue en el menor tiempo posible y de forma segura a su destinatario, los clientes a nivel mundial pagan mucho dinero. Se trata de un campo de negocios muy atractivo para los consorcios de logística internacionales. Tan solo en Europa, el volumen de negocios en el servicio de paquetería exprés asciende a alrededor de seis mil millones de euros. La empresa estadounidense FedEx quiere seguir creciendo y apuesta por absorber la competencia holandesa TNT Express. Para ello, FedEx está dispuesto a pagar cerca de 4,4 mil millones de euros.

En caso de una absorción, FedEx podría convertirse en el segundo mayor proveedor de servicios de paquetería exprés en Europa. “Para FedEx es una buena oportunidad para aumentar su cuota de mercado y ampliar sus redes de distribución en Europa”, dice Christian Kille, profesor de logística de negocios en la Escuela Superior de Wurzburgo. Ambas empresas se complementan muy bien en el mercado europeo: “Sobre todo en el transporte terrestre a FedEx le falta una amplia red”, mientras que dispone de un muy buen sistema de carga vía aérea.

Luz verde para la fusión es probable

Christian Kille, experto en logística de la Escuela Superior de Wurzburgo.

Christian Kille, experto en logística de la Escuela Superior de Wurzburgo.

Hace tres años, UPS intentó absorber la empresa holandesa. En aquel entonces, el consorcio de logística estadounidense estaba dispuesto a pagar hasta 5,2 mil millones de euros por TNT. No obstante, la Comisión Europea impidió la adquisición, argumentando que distorsionaría la competencia en muchos países de la Unión Europa.

Tras la fallida absorción, que afectó a TNT, la empresa tuvo que eliminar puestos de trabajo y desde entonces se concentra sobre todo en el mercado europeo. En la actualidad, cuenta con cerca de 60.000 empleados. FedEx, en cambio, emplea a 320.000 personas y, en 2014, obtuvo un volumen de negocios de 43 mil millones de euros. Puesto que en Europa las cuotas de mercado de FedEx son menores a las de UPS, ambas empresas parten de que las instituciones responsables de supervisar la competencia les darán luz verde. En ese caso, “al incorporar a TNT, FedEx se acercaría a UPS en Europa. Esas ya serían otra condiciones comparado con la fusión planeada entre UPS y TNT”, explica Kille.

Según el experto en logística, la absorción podría tardar años, puesto que la fusión de las técnicas de información y las redes de distribución representan un gran reto. “En Europa FedEx y TNT podrían cooperar de forma complementaria. Pero en Asia ambas empresas se estorbarían”, dice Kille. Sería necesario decidir para los diferentes mercados si se desea usar la red de FedEx o de TNT.

La Deutsche Post no pierde la calma

En general, el experto en logística ve el mayor potencial de crecimiento del negocio de paquetería exprés en Asia. “Es un mercado muy dinámico”, apunta. Junto con TNT, FedEx podría asegurarse casi una cuarta parte del volumen de mercado y acercarse más a DHL, el mayor proveedor en ese mercado. En Estados Unidos, la absorción de TNT por parte de FedEx no provocaría grandes cambios.

Por su parte, la competencia alemana, la Deutsche Post DHL, reacciona con calma. Según un portavoz de la empresa, la integración de este tipo de compras con diferentes culturas no siempre funciona. Genera desconcierto en el personal, los clientes y las empresas asociadas. Sobre todo en el ámbito del servicio de paquetería exprés la absorción también puede llegar a ser una ventaja para DHL, porque los clientes pueden reorientarse.