FC Bayern: la exigencia de ser campeones | Deportes | DW | 04.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

FC Bayern: la exigencia de ser campeones

El FC Bayern Múnich pudo evitar un fiasco alcanzando el tercer puesto en la Bundesliga a comienzos de este año, con lo cual se clasificó para la Champions League. Pero ahora sueña con volver a ser campeón alemán.

FC Bayern München, campeón alemán en 2009.

FC Bayern München, campeón alemán en 2009.


Parece que la madera de la que está hecho el Bayern Múnich no ha desaparecido del todo. Después de una temporada sin título, el equipo está empeñado en mejorar. Y cuenta con los jugadores necesarios, pero le falta más concentración y constancia en el juego. Según Philipp Lahm, el capitán, es un problema que ya pertenece al pasado: “Juego para el Bayern Múnich, y aquí nadie se ocupa de los fracasos. Se mira hacia adelante, y todos trabajan para eso. Tenemos una excelente preparación y vamos a ser los mejores de la Bundesliga desde el comienzo”.

“Una presa valiosa”

Lo mismo dice Christian Nerlinger, el director deportivo del Bayern, quien aún no ha podido demostrar que es igual de efectivo que su antecesor, Uli Hoeneß. Pero sus palabras recuerdan a las de su mentor: “Somos una presa valiosa. Todo tratan de hacernos caer, y por eso debemos asumir ese desafío con suma concentración. Pero estoy convencido de la capacidad del equipo, y creo que tenemos varios puntos fuertes y un equipo de gran categoría que debe guiarse por la exigencia de ser Campeón Alemán”, dijo Nerlinger.

Nuevas adquisiciones

Sin embargo, el Bayern Múnich aún debe demostrar esa gran categoría a la que alude su mánager. Lo que está fuera de toda duda es que tienen mucho dinero, ya que gastaron alrededor de 44 millones de euros comprando, por ejemplo, al brasileño Rafinha por 5,5 millones de euros como defensor derecho. Y al jugador del equipo nacional alemán, Jerome Boateng, por 13,5 millones para mejorar la defensa central. Por Nils Petersen, el Bayern pagó 2,8 millones de euros para complementar la delantera, y logró el pase del japonés Takashi Usamin por sólo 300.000 euros –una ganga- como jugador de remplazo en el mediocampo. Parece que los bávaros quisieron copiar al Dortmund, que también tiene a “su” japonés, Kagawa.

Manuel Neuer, ex arquero del Schalke, pasó al Bayern Múnich.

Manuel Neuer, ex arquero del Schalke, pasó al Bayern Múnich.


Pero, sin duda, la novedad más espectacular es Manuel Neuer, del Schalke. Luego de mucho tira y afloja y la suma de 25 millones de euros, el Schalke 04 por fin cedió y permitió que su arquero fuera al club de Múnich. Un pase muy discutido, ya que, hacía unos meses, Neuer había declarado su amor incondicional por el equipo de su juventud, del que también había sido fanático.

Sin embargo, Neuer se adaptó rápidamente a las nuevas circunstancias. “Lo importante es que podemos hablar abiertamente de que queremos ganar el campeonato. En el Schalke, eso sólo se hablaba en secreto, en los vestuarios, y nunca se podía mencionar eso en público. Aquí manejamos el tema con más libertad”, dijo el ex ídolo del Schalke. Pero Neuer todavía tiene que hacerse un lugar en el corazón del público. El núcleo más duro del Bayern incluso protestó contra su llegada al equipo.

Muchos jugadores jóvenes

EL FC Bayern se apresta a iniciar la temporada de la Bundesliga con el equipo más joven de su historia. Pero el entrenador es experimentado en esas lides: Jupp Heynckes, de 66 años, empieza su tercer período como entrenador del Bayern. En Múnich encontró su destino. “Ya lo dije en Madrid. Para mí, el FC Bayern Múnich es el equipo más importante de Europa. Y se imaginan que eso no les gustó a los del Real Madrid. El Real Madrid es un gran club, pero el Bayern es otra cosa”, afirmo Heynckes.

A Jupp Heynckes, entrenador del Bayern Múnich, le esperan grandes desafíos.

A Jupp Heynckes, entrenador del Bayern Múnich, le esperan grandes desafíos.

Para Heynckes será todo un desafío entrenar a estrellas propensas a lesiones, como Franck Ribery y Arjen Robben, y, sobre todo, motivar a estos mediocampistas con tendencia al divismo. Si el Bayern no juega bien, el desafío será aún mayor, ya que en la temporada 2011/2012 el Bayern sólo apunta a ganar títulos. En el mejor de los casos, el de campeón de la Champions League. “Mi único objetivo es ganar la Liga de Campeones”, dijo el holandés Robben, a quien todavía no se le cumplió ese sueño. Ya posee títulos nacionales en su país, en Inglaterra, en España y también con el FC Bayern. Claro que, así, ser campeón se hace costumbre. Pero también se convierte en una obligación si se juega para el campeón récord de la Bundesliga.

Autor: Tobias Oelmaier/ Cristina Papaleo
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda