1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

FARC retrasan liberación de general secuestrado

La delegación de paz de las FARC publicó un comunicado que anuncia la liberación del general Ruben Darío Alzate y sus dos acompañantes para el domingo, en lugar del sábado, como anunció el presidente Juan Manuel Santos.

Alzate se convirtió en el primer general capturado por la insurgencia en más de 50 años de confrontación, que continúa pese al diálogo que se realiza en Cuba.

Alzate se convirtió en el primer general capturado por la insurgencia en más de 50 años de confrontación, que continúa pese al diálogo que se realiza en Cuba.

"Podemos asegurar que el general Alzate, el cabo Rodríguez y la doctora Urrego, al contrario de lo que ocurre con los nuestros en las cárceles de Colombia, podrán abrazar a los suyos el próximo domingo , si contamos con la venia de la meteorología", afirma la guerrilla en el comunicado.

La entrega del general Rubén Darío Alzate a una comisión humanitaria liderada por el Comité Internacional Cruz Roja y delegados de Cuba y Noruega era esperada en principio para el sábado (29.11.2014), de acuerdo con declaraciones del presidente Juan Manuel Santos, que ordenó suspender operaciones militares contra los rebeldes en una extensa zona para facilitar la liberación.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se refieren a la "perfidia" de la "campaña mediática" que califica al general y a los otros dos rehenes como "secuestrados", ya que a su juicio, son prisioneros de guerra. "La aprehensión en combate de un adversario es a fin de cuentas la captura de un prisionero de guerra", precisan las FARC. Según la nota, al general Alzate, un "jefe militar que tiene bajo su mando miles de hombres y puede disponer de tecnología militar de punta", "capturado en su propio teatro de operaciones", no puede denominarse secuestrado.

La captura del general Alzate, junto al cabo Jorge Rodríguez y la abogada al servicio del Ejército, Gloria Urrego, hace 11 días en una zona selvática del departamento del Chocó, desató la peor crisis en los dos años que llevan negociando el Gobierno de Santos y las FARC para acabar con un viejo conflicto que ha cobrado más de 200.000 vidas. El presidente Santos suspendió los diálogos de paz en La Habana –la que más avances ha logrado en la historia del conflicto– y condicionó su continuidad a la liberación del general, sus dos acompañantes y otros dos soldados que ya fueron entregados el martes por la guerrilla a una misión humanitaria.

Alzate se convirtió en el primer general capturado por la insurgencia en más de 50 años de confrontación, que continúa pese al diálogo que se realiza en Cuba.

RML (efe, reuters)

DW recomienda