FARC rechazan referendo pero continúan negociaciones de paz | América Latina | DW | 26.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

FARC rechazan referendo pero continúan negociaciones de paz

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de Juan Manuel Santos reanudaron las negociaciones de paz, tras una breve pausa por el rechazo de la guerrilla a refrendar un eventual acuerdo.

La guerrilla colombiana FARC dijo este lunes que permanecerá en la mesa de negociaciones hasta alcanzar la paz con el Gobierno, pero reiteró que no acepta la propuesta de someter a un referendo un eventual acuerdo de paz que busca acabar con medio siglo de conflicto armado. "Un acuerdo de paz no es un asunto que se pueda definir de manera unilateral, así como el mecanismo de refrendación", afirmó Iván Márquez, jefe negociador guerrillero, a su llegada al Palacio de las Convenciones de La Habana, sede de los diálogos.

Iván Márquez, alias de Luciano Marín Arango (en la foto), advirtió que la propuesta del gobierno no es vinculante y afirmó que "es una decisión unilateral, que no la acompañamos ni sujetamos en los diálogos". La insurgencia consideró que no es técnicamente aconsejable "recurrir al referendo para el propósito de refrendación" y alegó que la consulta presenta dificultades porque lo que se vota es un "temario o articulado".

Por su parte el equipo negociador del gobierno colombiano, encabezado por el ex vicepresidente Humberto de la Calle, ingresó este lunes al Palacio de Convenciones de La Habana, sede de los diálogos de paz –tras haber sido llamado a consulta el fin de semana por el presidente Santos-, sin hacer declaraciones a la prensa.

El presidente Juan Manuel Santos presentó la pasada semana ante la Secretaría del Senado el proyecto de ley que permitiría la realización de un referendo sobre un eventual acuerdo de paz, coincidiendo con las elecciones que se celebrarán en Colombia en 2014.

Pausa inesperada, insistencia en Constituyente

El pasado viernes (23.08.2013), la guerrilla pidió inesperadamente una “pausa” para analizar la propuesta, pero durante el fin de semana expresó su fuerte rechazo. Los negociadores de la guerrilla insistieron este lunes en su apuesta por la conformación de una Asamblea Constituyente que garantice el cumplimiento de un eventual acuerdo de paz, y así lo expresó su jefe máximo, Timoleón Jiménez, alias "Timochenko", en una carta difundida este domingo vía Internet. Pero esta es una idea que el Gobierno ha rechazado tajantemente.

"¿Por qué el Gobierno le tiene miedo a la Constituyente? (...) Nosotros no le tenemos miedo. Es el mejor camino porque en dicho escenario sí se logra todo lo que puede garantizarle larga duración a la paz nacional, como la reforma política, económica, la reforma del aparato electoral", dijo Márquez a periodistas.

Segundo de cinco temas

La brusca interrupción del diálogo puso momentáneamente en vilo el futuro del proceso de paz en curso, en el que no han faltado contratiempos, acusaciones mutuas, y hasta amenazas de abandonar la mesa de negociaciones. Pero el grupo rebelde aseguró este lunes que "se mantendrán en la mesa, fieles al compromiso de buscar la paz para Colombia por todos los medios".

La negociación, en la que hasta ahora las partes han logrado un acuerdo parcial en el tema agrario, se lleva adelante en un clima tenso por la negativa del Gobierno de firmar un cese bilateral del fuego como propone la guerrilla, con el argumento de que los rebeldes podrían sacar ventaja militar de esa situación y prolongar indefinidamente el diálogo.

Las FARC, debilitadas por más de una década de ofensiva militar, cuentan en la actualidad con unos 8.000 combatientes, tras llegar a tener unos 17.000 a fines de la década de 1990. Pese a ello, aún mantienen la capacidad de realizar ataques de gran impacto contra las Fuerzas Armadas y la infraestructura económica del país.

El presente ciclo en la negociación de paz culminará el miércoles, dijeron fuentes del Gobierno. Actualmente, ambas partes discuten sobre la participación política de la guerrilla, el segundo punto de una agenda de cinco temas que, además del ya zanjado tema del desarrollo rural, quedan aún por abordar los puntos sobre drogas ilícitas, el abandono de las armas y la reparación a las víctimas.

rml (dpa, reuters)