1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

FARC no piden perdón ni aceptan apuro

La guerrilla colombiana de las FARC advirtió que no aceptará que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos fije una fecha límite para concluir la negociación de paz en La Habana.

Santos: Así como el Estado ha reconocido responsabilidades y pedido perdón, lo menos que se esperaría de las FARC es que pidan perdón por lo ocurrido en el Cauca.

Santos: "Así como el Estado ha reconocido responsabilidades y pedido perdón, lo menos que se esperaría de las FARC es que pidan perdón por lo ocurrido en el Cauca".

"La consecución de la paz no se logra con cronómetro en la mano, sino evacuando temas. Si de celeridad se trata, desde el ciclo 34 de conversaciones tenemos todas las propuestas referidas a víctimas sobre la mesa", dijeron el viernes (24.04.2015) las FARC en una carta dirigida al mandatario colombiano.

Santos dijo recientemente que se debe poner un plazo a la negociación con la que se busca poner fin al conflicto armado más antiguo del hemisferio y apuntó que se está agotando la paciencia, luego de un ataque del grupo rebelde en el Departamento del Cauca que dejó 11 militares muertos y otros 20 heridos.

"Así como el Estado ha reconocido responsabilidades y pedido perdón, lo menos que se esperaría de las FARC es que pidan perdón por lo ocurrido en el Cauca la semana pasada y por las violaciones a los derechos humanos y crímenes de guerra que les son atribuibles", agregó Santos este viernes, durante la instalación de un seminario sobre Justicia Transicional y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en la caribeña ciudad de Cartagena de Indias. El presidente colombiano asegura que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) rompieron su declaración de alto el fuego unilateral, pero los jefes guerrilleros advierten que se trató de una acción defensiva.

A raíz de dicho ataque, Santos levantó una orden que había dado en marzo para suspender los bombardeos de la Fuerza Aérea a los campamentos de las FARC, en respuesta al cumplimiento de la tregua unilateral anunciada antes por la guerrilla. Las conversaciones entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que cuentan con unos 8.000 combatientes y que son consideradas como terroristas por la Unión Europea y Estados Unidos, se llevan a cabo hace más de dos años en medio de la confrontación por la negativa de Santos de declarar un cese bilateral a las hostilidades.

RML (dpa, efe, reuters)

DW recomienda