1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Falta de apoyo pospone voto de reforma de salud de Trump

El mandatario estadounidense no logró llegar a un acuerdo necesario con legisladores ultraconservadores para garantizar la aprobación de la ley en la Cámara de Representantes.

Los legisladores republicanos de la Cámara de Representantes de EE. UU. optaron por no llevar a cabo un voto este jueves (23.03.2017) sobre la reforma de salud, luego de que el presidente, Donald Trump, no lograra llegar a un acuerdo con el grupo "Freedom Caucus” (Caucus de la Libertad) que asegurara los votos necesarios para que la ley pudiera ser aprobada.

El grupo ultra conservador, compuesto por alrededor de 30 legisladores del ala más radical del partido, se reunió este jueves con el mandatario para lograr limar asperezas sobre el contenido de la ley. Sin embargo, a la salida del encuentro en la Casa Blanca, sus miembros, que piensan votar en bloque, confirmaron que no hubo acuerdo.

El presidente del Freedom Caucus, Mark Meadows, declaró a los periodistas en el Capitolio que "no hay suficientes votos" para aprobar el proyecto de ley que debe reemplazar la reforma sanitaria impulsada por el ex presidente Barack Obama, conocida popularmente como Obamacare.

Con los demócratas unidos en su oposición al proyecto de ley, si al menos 22 republicanos tambén votan en contra le propinarían a Trump una gran derrota legislativa.  Hasta el momento, la cifra de detractores supera la veintena, según los cálculos de medios y fuentes legislativas.

No obstante, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, insistió en su rueda de prensa diaria que el número de congresistas a favor de la ley continúa creciendo, y que la reunión de Trump con los miembros del Freedom Caucus fue "un paso positivo" hacia el objetivo de lograr su aprobación.

La eliminación del Obamacare fue una de las promesas principales de la campaña de Trump y algo que los republicanos habían prometido lograr, aunque no han logrado un consenso a base una mejor alternativa de ley.

La actual propuesta del liderazgo republicano recortaría la expansión del programa de ayuda para personas de bajos recursos y pondría fin al mandato individual de adquirir un seguro impuesto por la ley actual. Sin embargo, conservaría algunas disposiciones como la cobertura de "beneficios esenciales" o la obligatoriedad de ofrecer seguro a las personas que sufren de "condiciones preexistentes”.

Los dirigentes republicanos de la Cámara de Representantes habían introducido en los últimos días algunas enmiendas a la propuesta de ley sanitaria para tratar de convencer a sus congresistas díscolos, pero el problema radica en encontrar un punto común entre ultraconservadores y moderados.

La Casa Blanca respondió a la situación asegurando que se llevará a cabo el voto este viernes, algo que los líderes republicanos del congreso no confirmaron, aunque si informaron que habrá debate sobre la reforma sanitaria ese día.

De ser aprobada por la cámara baja, la propuesta legislativa pasaría a manos del Senado, donde la mayoría de los republicanos es más estrecha y tendría nuevas dificultades.

JCG (EFE, dpa, reuters)

DW recomienda