1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Facción del AfD en Baviera quiere acabar con las mezquitas

La iniciativa proviene de una facción radical del partido de derecha AfD, según un anteproyecto filtrado. Su implementación iría en contra de las leyes alemanas. Una parte del partido se distancia de la iniciativa.

BdT Deutschland Gebet in der Eyüp-Sultan-Moschee in Nürnberg

Mezquita de Eyüp Sultan en Núremberg

Según el grupo mediático Redaktions Netzwerk Deutschland (RND), un anteproyecto de una facción local del partido radical de derecha Alternativa para Alemania (AfD) exige que “la construcción y operación de mezquitas” sea vetada. Las mezquitas “propagan enseñanzas islámicas que abogan por obviar parte de nuestro orden legal”, asevera el documento titulado “Coraje y responsabilidad”.

Ataque inconstitucional a la libertad de religión

El AfD reconoce que la propuesta podría violar la constitución alemana, la cual garantiza la libertad de religión. No obstante, el partido considera que esta libertad debe ser limitada, ya que quienes erigieron las leyes básicas alemanas no contemplaron que “la aplicación de la libertad de religiones conduciría a religiones que invitan a cometer crímenes (…) y que además tienen como objetivo la dominación mundial”.

Se cree que la facción extrema del AfD, conocida como “El ala”, es la responsable del proyecto. El líder del AfD en Baviera, Petr Bystron, se distancia de la propuesta, aunque admite tener conocimiento de ella. Bystron dijo que el anteproyecto es una contrapropuesta al manifiesto oficial del AfD, publicado la semana pasada, y con el que la facción no comulga.

Esta iniciativa, que pretende vetar la construcción de mezquitas, es la medida más radical que ha sacado a la luz el AfD hasta la fecha. A pesar de ser una propuesta no oficial, la iniciativa está en línea con el manifiesto del partido, que declara que “el islam no pertenece a Alemania”. (Se estima que en Alemania hay alrededor de cuatro millones de musulmanes, equivalente al 5 por ciento del total de la población).

De hecho, la doctrina oficial del partido muestra que hasta sus líderes más moderados no se encuentran contentos con la construcción de mezquitas. “El AfD rechaza los minaretes por ser un símbolo de la dominación islámica. Así como proclaman los almuédanos, que el único dios es Alá”, afirma el manifiesto. “Los minaretes y almuédanos están en conflicto con la coexistencia de religiones, algo que las iglesias cristianas practican en tiempos modernos”. El AfD quiere, a su vez, prohibir el uso público del burka y el nicab, así como restringir la influencia extranjera del islam, exigiendo a los imanes a enseñar en alemán y solo en universidades alemanas.

Deutschland Landtagswahl AfD Frauke Petry

La líder del AfD, Frauke Petry, vinculó los atentados en Bruselas con la crisis de refugiados

El manifiesto

El manifiesto del AfD ha sido objeto de gran atención mediática, sobretodo a raíz del éxito cosechado por el partido en las elecciones de marzo, donde consiguieron representación en tres parlamentos estatales. En aquel entonces se basaron en la oposición a la política de asilo de Angela Merkel. Ahora, el partido busca expandir su sumario de políticas, escogiendo el islam como su nuevo objetivo.

Las ideas más polémicas del manifiesto, publicado el 24 de marzo, incluyen la restitución del servicio militar, la privatización de las radiodifusoras estatales así como la abolición de beneficios del estado a padres solteros, haciendo énfasis en la idea de la “familia tradicional”, definida en el manifiesto como “el núcleo de la sociedad”.

Cambio climático y control de armas

Muchas de las propuestas del AfD son equiparables a las realizadas por los candidatos republicanos en Estados Unidos. Un ejemplo de ello es la relacionada con la abolición de la ley alemana de energía renovable, con la justificación de que “amenaza el abastecimiento de energía” y que los parques eólicos “destruyen la imagen de nuestros paisajes”. El AfD apoya, en cambio, la prolongación de la vida útil de las plantas de energía nuclear.

Asimismo, el manifiesto contiene algunas ideas sobre el control de armas. Y aunque no es muy contundente en la idea de flexibilizar las leyes sobre éstas, el partido está resuelto a oponerse a mayores restricciones. “Un estado de derecho libre debe confiar en sus ciudadanos. No debe solo aceptar la compra y posesión de armas, sino también debe de proteger la libertad de actuar, la posibilidad de minimizar invasiones que limiten las libertades de los ciudadanos”, asegura el manifiesto.