Fórmula 1: Raikkonen adelanta a Alonso y Vettel | Sociedad | DW | 17.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Fórmula 1: Raikkonen adelanta a Alonso y Vettel

El veterano finlandés Kimi Raikkonen abrió la temporada de Fórmula 1 imponiéndose en el Gran Premio de Australia a bordo de su Lotus-Renault, por delante del español Fernando Alonso y del alemán Sebastian Vettel.

"Uno nunca sabe cómo va a ir, pero sí sabía que el coche estaba bien, tenía una buena sensación, aunque necesitas hacer las primeras vueltas para saberlo", dijo Raikkonen, de 33 años y campeón mundial en 2007.

El finlandés llevó adelante una estrategia de cuidar sus neumáticos en las primeras vueltas de la carrera, decisión que al final le rindió, ya que sus rivales debieron pasar por boxes tres veces, una más que el finlandés, que largó séptimo y terminó por delante de todos.

"Ése era nuestro plan antes de la carrera, yo tenía bastante confianza en que los neumáticos iban a funcionar bien", añadió Raikkonen tras ganar el vigésimo Gran Premio de su carrera con 12 segundos de ventaja sobre Alonso. Seis años atrás, en la temporada que lo vio campeón, también abrió el año ganando en Melbourne.

El segundo y el tercero

Raikkonen cuidó sus neumáticos.

Raikkonen cuidó sus neumáticos.

Alonso lideró la carrera durante varias vueltas, al igual que Vettel en el inicio tras haber logrado la "pole position" horas antes en una clasificación concluida este mismo domingo debido al temporal del sábado. El español estaba muy satisfecho, feliz tras una carrera que le hace pensar que este año el Ferrari será una ayuda y no un lastre para él.

"Somos las segundas personas más contentas del mundo ahora mismo en la Fórmula 1. Teníamos en otros años un coche que no nos permitía estar en la lucha, este año es diferente, aunque vamos a confirmarlo en algún Gran Premio un poco más normal", analizó el bicampeón mundial.

Vettel, campeón mundial en las últimas tres temporadas, se mostró relajado y optimista pese a su tercer puesto. "No estoy preocupado, hay que admitir que a veces los otros son más rápidos. Es una temporada larga, queda mucho por delante. Buenos puntos para empezar, aunque me hubiera gustado sumar más", dijo sonriente el alemán.

La carrera disputada en la tarde australiana ofreció emociones de sobra: cambios constantes en el liderato, adelantamientos masivos y frecuentes paradas en boxes. Fue un espectáculo, también debido al estado no exactamente ideal del circuito semiurbano de Albert Park. Tras el temporal del sábado, sólo unas pocas gotas mojaron el asfalto este domingo.

¿Y los latinoamericanos?

El australiano Mark Webber, que largó segundo, perdió fuelle enseguida y el protagonismo fue asumido por Vettel, el brasileño Felipe Massa, Alonso, Raikkonen y, temporalmente, el británico Lewis Hamilton. Pero Massa cerraría con amargura la carrera, y no necesariamente por haber sido cuarto, sino por haber visto una vez más como Ferrari privilegiaba a Alonso, su compañero, que ingresó a boxes antes que el brasileño, que en esos momentos estaba segundo. "Ése fue el problema de la carrera, perdí dos posiciones", dijo a la televisión española con gesto serio.

El mexicano Sergio Pérez, en su debut en McLaren, estuvo muy cerca de sumar puntos, pero finalmente cruzó la meta undécimo, superado por el francés Romain Grosjean. Otro mexicano, Esteban Gutiérrez, que corrió el primer Gran Premio de su vida, obtuvo un meritorio décimo tercer puesto a bordo de un Sauber.

El venezolano Pastor Maldonado cerró en cambio con una salida de pista que lo obligó al abandono. El Williams del venezolano se salió de pista en la curva 1 del circuito de Albert Park durante la vigésima sexta vuelta del Gran Premio pactado a 58. Maldonado ya se había quejado durante el fin de semana de lo difícil que le estaba siendo controlar el Williams, y así fue: hoy quedó muy lejos de completar los 307,574 kilómetros de una carrera que mostró en el podio a los tres primeros del campeonato mundial 2012, aunque en el orden exactamente opuesto.

rml (dpa, reuters)