1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Exxon vs Chávez: ¿motivo de preocupación?

Exxon ha logrado que se congelen fondos venezolanos en el extranjero; Chávez amenaza con cortar el suministro de petróleo a Estados Unidos. ¿Cuán seria es la situación?

default

¿Cuán serias son las amenazas del presidente Chávez?

El presidente venezolano, Hugo Chávez, amenaza con suspender las exportaciones de petróleo a Estados Unidos en respuesta al congelamiento de activos y fondos de Petróleos de Venezuela (PSVSA), que ha logrado, en primera instancia, la petrolera estadounidense Exxon Mobil.

Según el fallo dado en cortes de Gran Bretaña, Holanda y las Antillas Holandesas, 12 mil millones de dólares de la empresa estatal petrolera venezolana quedarán congelados hasta que se acabe de librar la batalla legal que comenzó en mayo del año pasado cuando el presidente venezolano decidió nacionalizar la industria petrolera en la rica cuenca del Orinoco.

Chevron Corp de Estados Unidos, BP PLC de Gran Bretaña, la francesa Total y la noruega Statoil aceptaron las condiciones y las compensaciones ofrecidas por el gobierno de Chávez. Exxon Mobil y Conoco Phillips, ambos estadounidenses, no se resignaron y plantearon querella ante tribunales internacionales.

El núcleo del problema es que Venezuela ofreció una indemnización por el monto invertido y no por el valor actual en el mercado. En concreto, según información que publica la revista alemana Wirtschaftswoche, el consorcio petrolero exige una indemnización de 2300 millones de dólares por su inversión en Cerro Negro; PDVSA reconoce sólo 750 millones.

Primeros efectos

El presidente Hugo Chávez, por su parte, acusó a Exxon Mobil de tratar de “dañar a Venezuela” y lanzó su amenaza acompañada de una advertencia: si esta guerra sigue el precio del barril podría llegar hasta los 200 dólares. Como primer efecto de esta escalada, el crudo subió el lunes hacia los 92 dólares el barril y las acciones venezolanas en la Bolsa de Fráncfort registraron pérdidas.

Según análisis de la prensa, el efecto dañino que podría tener esta batalla en torno al petróleo venezolano es relativo. Ni los 12 mil millones de dólares congelados afectan demasiado la economía venezolana, ni Estados Unidos se verá afectado si Venezuela no le vende petróleo; hay otros suministradores. Además, según publica la Frankfurter Allgemeine Zeitung, todos recuerdan que ya en otras ocasiones el presidente venezolano ha utilizado la misma amenaza, sin mayores consecuencias.

Intercambio de bofetadas

Se trata más bien de “un intercambio de bofetadas”, opina Wirtschaftswoche, un intercambio que para Exxon Mobil, según el diario El País, tiene la función de enviar señales a otros países latinoamericanos que podrían estar pensando en medidas similares. Por otro lado, esta “victoria pírrica de Exxon” –como la denomina el izquierdista diario alemán Junge Welt- podría tener un efecto de dominó: la inglesa BP –que cogestiona con PDVSA la importante Ruhr Öl alemana- declaró que ha puesto también a sus abogados en marcha.

El caso no está cerrado, el fallo puede ser revocado y el asunto extenderse hasta cuatro años. Sin embargo, podría sentar precedente. El alcance de este juego de señales agresivas no queda claro, y, al otro lado del Atlántico, también preocupa.