Extremistas del Cáucaso en la mira de Alemania | Europa | DW | 28.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Extremistas del Cáucaso en la mira de Alemania

El ataque terrorista que tuvo lugar recientemente en la ciudad estadounidense de Boston ha hecho que las autoridades alemanas le presten mayor atención a las actividades de unos 200 extremistas provenientes del Cáucaso.

Los errores que facilitaron los asesinatos perpetrados por el grupo terrorista alemán Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU) durante más de una década pusieron a la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV) bajo presión para justificar los recursos que en ella se invierten y la efectividad de su forma de operar. Y la atención que acaparan los extremistas provenientes del Cáucaso tras el ataque terrorista de Boston le brinda a este organismo una buena oportunidad para demostrar su utilidad.

El presidente de esa agencia de inteligencia policial, Hans-Georg Maaßen, dijo al diario berlinés Die Welt que un grupo militante conocido como Emiratos Caucásicos está en la mira de su personal debido a los vínculos que se le atribuyen con el movimiento terrorista Al Qaeda. Tanto Washington como Moscú han clasificado a los miembros de Emiratos Caucásicos como terroristas y el líder de esa estructura, Doku Umarow, es el hombre más buscado de Rusia. “De ahí que vigilar sus actividades sea una prioridad para nosotros”, comentó Maaßen.

El Cáucaso Norte ha estado sumido en una espiral de violencia durante muchos años.

El Cáucaso Norte ha estado sumido en una espiral de violencia durante muchos años.

Las distintas caras del extremismo

“Estamos examinando, sobre todo, las posibles vías de financiamiento de las operaciones terroristas y los peligros que trae consigo el hecho de que combatientes experimentados lleguen a Alemania provenientes del Cáucaso”, acotó el jefe de la BfV, aludiendo a los rebeldes islamistas que luchan desde hace años en repúblicas caucásicas como Chechenia o Daguestán contra las fuerzas de seguridad rusas y los Gobiernos de sus países, fieles a la clase política moscovita. A juicio de Maaße, tampoco se puede excluir la posibilidad de que ciudadanos de raíces caucásicas residenciados en territorio germano se radicalicen a causa de los acontecimientos que tienen lugar en su región de origen.

Los medios estadounidenses indicaron que Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, acusados de colocar las bombas que explotaron en Boston, proceden del Cáucaso Norte o Ciscaucasia, una región empobrecida que pertenece a la Federación Rusa, suele ser percibida como parte de Europa Oriental y se divide en siete repúblicas autónomas: Chechenia, Osetia del Norte-Alania, Ingusetia, Kabardino-Balkaria, Karacháevo-Cherkesia, Adiguesia y Daguestán. Ese territorio ha estado sumido en una espiral de violencia durante mucho tiempo.

Los hermanos Tsarnaev ya habían vivido en Estados Unidos durante diez años cuando planearon el ataque explosivo que empañó por completo el Maratón de Boston 2013. Para Maaße, Alemania sigue estando expuesta al riesgo de un ataque terrorista y ese peligro puede estar encarnado por sujetos que no pertenecen a redes internacionales de extremistas: una persona puede avanzar por su cuenta hacia su propia radicalización, según las informaciones de las que dispone la Oficina Federal para la Protección de la Constitución.

Autores: Evan Romero / wl, uh

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda