1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Extradición de "El Chapo": ¿una entrega acordada?

Estados Unidos ha solicitado la extradición del narcotraficante “El Chapo” Guzmán. ¿Qué interés tiene México en cumplir esa petición? La extradición no contribuirá a hacer justicia, dice experto a DW.

Tras la segunda recaptura del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, el Gobierno de México se ha mostrado más dispuesto que en años anteriores a extraditar al huidizo narcotraficante a Estados Unidos. Según Arely Gómez, la fiscal general mexicana, el presidente Enrique Peña Nieto incluso habría acordado la entrega de Guzmán antes de su segunda fuga.

Gómez negó que esta decisión se deba al temor de que “El Chapo” vuelva a escapar, sino que debería “interpretarse como un mensaje de cooperación internacional en el combate al crimen.” Desde los años 70 del siglo pasado, existe un tratado de extradición entre México y EE. UU.

Guzmán Loera enfrenta varios cargos en al menos seis cortes estadounidenses por diversos delitos como homicidio, tráfico de drogas, posesión de armas de fuego y lavado de dinero. El pasado diez de enero comenzó formalmente el proceso de extradición que podría durar de uno a seis años. Maureen Meyer, Coordinadora Principal del Programa de México de la organización de derechos humanos WOLA, opina que la extradición del narcotraficante podría ser una “importante señal en favor de un fortalecimiento de las relaciones bilaterales”.

“La extradición es un arma”

Nuevamente Joaquín Guzmán se encuentra preso en el penal del Altiplano.

Nuevamente Joaquín Guzmán se encuentra preso en el penal del Altiplano.

A juicio de Javier Valdez Cárdenas, periodista mexicano especializado en narcotráfico y autor de varios libros, entre ellos, Huérfanos del Narco, “El Chapo” no debería ser extraditado, puesto que “muchos de los delitos se cometieron en México, y, si él es culpable, debe pagar aquí en México”.

En entrevista con Deutsche Welle, Valdez señala que “la extradición es un arma que el Gobierno de Estados Unidos está usando para presionar al Gobierno mexicano. A cambio se negocian otros asuntos que tienen que ver con la llamada guerra contra el narcotráfico o asuntos de carácter económico-financiero”.

Además, el periodista no cree que México pueda garantizar mantener a Joaquín Guzmán en la cárcel, por lo que “quiere deshacerse de esta papa caliente y pasarla al otro lado de la frontera”.

“Los narcos terminan negociando con EE. UU.”

Huérfanos del Narco, el libro más reciente de Javier Valdez Cárdenas.

"Huérfanos del Narco", el libro más reciente de Javier Valdez Cárdenas.

Apenas en septiembre del año pasado, México envió a 13 narcotraficantes a EE. UU. Entre ellos a Jorge Costilla Sánchez, jefe del cártel del Golfo, y a Édgar Valdez Villarreal, mejor conocido como “La Barbie”, del cártel de los Beltrán Leyva.

Javier Valdez asegura que las extradiciones de narcotraficantes a EE. UU. “son muy usuales y menos satanizadas” que antes. “Los narcos terminan negociando con el Gobierno de Estados Unidos; les respetan parte de sus bienes, nadie garantiza que no sigan en el negocio, se convierten en informantes y se llevan a sus familias”, dice.

Si bien un argumento a favor de la extradición de “El Chapo” es que en EE. UU. pudiera revelar detalles sobre nexos de políticos y empresarios mexicanos con el crimen organizado, Valdez Calderón duda que esa información se use para hacer justicia. “Es información que se mantiene ahí con criterios políticos para negociar, para aplicar la ley y castigar a enemigos. No necesariamente con criterios de justicia”, sostiene. Al respecto, Maureen Meyer recuerda que “El Chapo” tiene familia en México y puesto que “hay un alto riesgo de represalias, existe incertidumbre sobre qué tipo de información dará a EE. UU.”

Combatir narcopolítica y lavado de dinero

Ambos expertos critican la forma en que el Gobierno mexicano ha manejado la recaptura del narcotraficante. “No es algo que debería celebrarse, sí es un logro importante, pero desvía la atención del hecho de que pudo escapar y que no ha habido una investigación de fondo de toda la gente responsable”, dice Meyer y agrega que hasta que Guzmán Loera sea extraditado, México deberá “demostrar que tienen la capacidad de mantenerlo preso y controlar sus contactos con gente afuera” del penal. Por su parte, Valdez pide que también se combata la narcopolítica y el lavado de dinero para que haya una “justicia integral”.

DW recomienda