1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Exposición en Alemania sobre "Nerón: emperador, artista y tirano"

Aquí hay un vaso de cuarzo del que el emperador romano tomó vino hace casi 2.000 años, pinturas que había en las paredes del palacio dorado del gobernante, un discurso cincelado en piedra: nunca se reunieron tantos objetos sobre el emperador romano como en la exposición "Nerón, emperador, artista y tirano" en la ciudad alemana de Tréveris: casi 800 objetos de 21 países.

La primera exposición sobre Nerón en el centro de Europa se podrá visitar hasta el 16 de octubre en tres museos distintos. Se espera que la visiten al menos 150.000 personas. "Esta es realmente una exposición de lujo sobre Nerón", dijo el director del museo regional renano de Tréveris (Rheinisches

Landesmuseum Trier), Marcus Reuter. Entre otras piezas, forman parte de la muestra una estatua de mármol del Museo del Louvre, en París, que muestra a Nerón de joven. "La exposición está asegurada en nueve millones de euros", señaló. A ella se suman retratos, esculturas y objetos de plata y oro. Entre los prestigiosos museos que cedieron objetos para la exposición se encuentran el British Museum de Londres y el Museo Vaticano en Roma.

Nerón, que vivió del 37 al 68 después de Cristo, pasó a la historia como el hombre que ordenó el incendio de Roma, como matricida y perseguidor de cristianos, según Reuter. Sin embargo, el controvertido emperador fue también artista, arquitecto y reformista. Reuter afirmó que la muestra arroja en base a los resultados de nuevas investigaciones "una mirada diferente" sobre el gobernante.

Hoy día se sabe que Nerón no incendió Roma. También debe ser "ligeramente corregida" la imagen de perseguidor de cristianos, indicó el director del museo Museum am Dom en Tréveris, Markus Gross-Morgen. "Nerón no persiguió a los cristianos por motivos religiosos, sino como un acto para conservar su poder". De esta forma quiso desviar la atención de que había iniciado el incendio de Roma, y los cristianos fueron el "chivo expiatorio" perfecto. dpa