Explosiones en cinco mezquitas iraquíes dejan 19 muertos | El Mundo | DW | 29.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Explosiones en cinco mezquitas iraquíes dejan 19 muertos

Una serie de ataques coordinados atribuidos a grupos cercanos a Al Qaeda, sembraron el pánico en Bagdad y Kirkuk.

Los atentados no se detienen en Irak. Esta vez una sucesión de explosiones de coches bomba en Bagdad y Kirkuk dejaron al menos 19 muertos y 160 heridos, según datos entregados por las autoridades y los hospitales iraquíes. Los ataques afectaron a cinco mezquitas en la capital y a un templo en Kirkuk, 170 kilómetros al norte de Bagdad.

Las bombas detonaron justo cuando los fieles salían después de las oraciones de los viernes, informó la policía. "Estábamos escuchando el discurso del clérigo cuando oímos una explosión muy fuerte. Caían vidrios por todos lados y parte del techo colapsó", dijo a Reuters Mohammed, quien resultó herido en el ataque en Kirkuk.

Si bien los ataques entre grupos religiosos están lejos de su auge, en 2006, en los últimos meses islamistas suníes vinculados al ala iraquí de Al Qaeda han aumentado sus atentados contra los chiitas. Todo esto sucede cuando se acaba de cumplir una década desde que Estados Unidos invadió el país.

Disputa religiosa

Funcionarios policiales dijeron que en Bagdad murieron 16 personas, tras la explosión de al menos tres coches bomba y otros artefactos de fabricación artesanal en los barrios de Safaraniya, Al Bayaa, Al Kahira y Al Talibiya. Las otras tres personas fallecieron en Kirkuk, donde la explosión dejó un reguero de escombros en la mezquita y la calle.

La insurgencia suní suele atentar contra las fuerzas de seguridad y la comunidad chií, mayoritaria en Irak, para intentar desestabilizar al Gobierno del actual primer ministro, el chií Nuri al Maliki, al que acusan de oprimirlos. Todo esto, a menos de un mes de las elecciones del 20 de abril en 12 de las 18 provincias iraquíes, cuya campaña se ha desarrollado en un ambiente de tensión generalizada.

Por si no bastara con lo anterior, en Mosul, a unos 400 kilómetros al norte de Bagdad, un jefe de la policía sobrevivió a un atentado, pero dos de sus guardaespaldas fallecieron.

DZC (Reuters, dpa, AFP)

DW recomienda