1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Explosión deja numerosos muertos en Alepo

Rebeldes islámicos detonaron hoy una bomba de gran potencia bajo un hotel utilizado por las tropas del gobierno en Alepo y causaron decenas de muertos, según fuentes de los revolucionarios no confirmadas oficialmente.

Fuentes de los activistas afirmaron que los rebeldes cavaron un túnel bajo el hotel y colocaron allí gran cantidad de explosivos. "Nuestros guerreros sagrados volaron esta mañana el Hotel Carlton en la Ciudad Vieja de Alepo y numerosos edificios adyacentes, y mataron a más de 50 soldados", aseguró el Frente Islámico en su cuenta de Twitter.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un grupo opositor que tiene su base en Gran Bretaña, indicó que por lo menos 14 soldados murieron en el atentado.

El edificio se encontraba junto a la ciudadela de Alepo, una plaza fuerte del gobierno en el corazón histórico de la ciudad que ha sido la línea de frente entre las fuerzas gubernamentales y rebeldes.

La agencia oficial siria SANA habló de enormes daños causados por explosivos que "los terroristas" colocaron en túneles bajo los monumentos de Alepo, pero no mencionó el número de muertos.

Los insurgentes usaron una táctica similar para destruir un puesto de control del gobierno en la provincia de Idlib el lunes y causaron la muerte de al menos 30 soldados, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

Retirada de Homs

Mientras tanto llegaron al centro de la ciudad de Homs más autobuses para evacuar a los últimos combatientes y civiles del barrio antiguo, donde estuvieron sitiados durante dos años. El miércoles salieron de allí ya 600 personas, 450 de ellas combatientes, tras un pacto entre los rebeldes y el régimen de Bashar al Assad.

El gobernador de Homs, Talal Baraz, señaló a la televisión estatal siria que el proceso de evacuación se realiza en una “atmósfera positiva”. Agregó que Homs será declarada “ciudad segura” cuando la controle el ejército.

Por su parte, los rebeldes liberaron a 14 soldados y una civil iraní que mantenían en su poder, así como a 15 civiles alauitas en la provincia de Latakia que habían sido secuestrados en agosto pasado, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

ers (dpa, ap)

DW recomienda