Explosión de tren provoca catástrofe en Canadá | El Mundo | DW | 06.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Explosión de tren provoca catástrofe en Canadá

Se descarrilaron 73 vagones que transportaban petróleo. Centro de una pequeña localidad quedó totalmente destruido.

La pequeña localidad canadiense de Lac-Mégantic, a pocos kilómetros de la frontera con Estados Unidos, ha sufrido este sábado (06.07.2013) una enorme tragedia al descarrilarse los vagones de un tren que transportaba petróleo. De acuerdo al diario Le Journal de Montréal, los 73 vagones de la máquina se vieron involucrados en el accidente.

Casi de inmediato comenzó un gigantesco incendio, que a lo menos destruyó 30 casas, de acuerdo a diversos medios de prensa. Posteriormente se produjo una serie de enormes explosiones, cinco o seis según testigos. Las llamas provocadas por el accidente podían verse a kilómetros de distancia. Hasta ahora se desconocen las causas del descarrilamiento.

El humo y las llamas se veían desde varios kilómetros de distancia.

El humo y las llamas se veían desde varios kilómetros de distancia.

Reportes iniciales hablan de unas sesenta personas desaparecidas, aunque las autoridades no tienen certeza alguna sobre la existencia de heridos o muertos, excepto uno que confirmó en horas de la noche la policía. Una parte del crudo fluyó hasta contaminar el lago que da nombre a la localidad, así como al río Chaudiere. Bomberos estadounidenses ayudaron en el combate de las llamas.

“Esto es horrible”

“Cuando se ven los daños, no se sabe cómo sobreponerse a esto”, declaró la alcaldesa, Colette Roy-LaRoche. “Pero puedo decir que todos los que participaron ayudaron mucho. Hicimos todo lo humanamente posible”, agregó. Las autoridades decidieron ordenar la evacuación de los 6.000 habitantes de la localidad, cuyo centro quedó completamente destruido.

“Esto es horrible, jamás hemos visto nada igual. Las tiendas, todo lo que había ahí está destruido”, dijo Claude Bedard, residente de la localidad, a la agencia Europa Press. Aparentemente, el tren estaba aparcado y sin conductor cuando se produjo la explosión. “El tren se ha parado en Nantes para un cambio de turno”, asegura el periódico La Press. “Según el conductor, éste puso los frenos y se fue a su hotel en Lac-Mégantic”, añade el periódico.

“La idea era que el tren estuviera estacionado algunas horas, a la espera de que se produjera el cambio de turno. El tren se ha embalado, los vagones se han soltado y han descarrilado”, añade el vicepresidente de márketing de la Montreal Maine & Atlantic Railway, Joe McGonigle.

La explosión dejaba hasta la noche del sábado una persona muerta, de acuerdo a reportes policiales. Sin embargo, testigos citados por la agencia Reuters aseguran que el centro de la localidad estaba atestado de personas al momento del accidente.

DZC (Europa Press, dpa, Reuters)

DW recomienda