1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Expertos alemanes: la crisis podría originar disturbios sociales y un colapso crediticio

Expertos advierten sobre posibles disturbios sociales en Alemania. Economistas prevén una contracción económica de un 6%, la mayor desde la Gran Depresión. Lo peor podría estar aún por venir.

default

Trabajadores franceses protestan con sus colegas alemanes.

La crisis financiera ha golpeado a la mayor economía europea con toda la fuerza. Los institutos líderes en investigación económica pronostican este año una contracción de la actividad económica de un 6 por ciento, lo que ha hecho sonar todas las campanas de alarma.

Políticos y líderes sindicales advierten sobre posibles disturbios sociales, parecidos a los recientes sucesos en Francia, donde últimamente los secuestros de empresarios por parte de trabajadores desesperados han acaparado los titulares de la prensa.

“Si el Gobierno alemán no hace algo podrían estallar disturbios sociales en Alemania”, advierte el líder de la poderosa confederación de sindicatos alemanes, DGB, Michael Sommer.

Gesine Schwan, candidata del Partido Socialdemócrata alemán a la presidencia también expresó temores. “Me puedo imaginar que dentro de dos o tres meses, el enojo de la población aumentará considerablemente”, dijo.

Norbert Walter, Chefvolkswirt der Deutschen Bank

El profesor Norbert Walter, economista en jefe del Deutsche Bank.

Pronósticos anticipados

Norbert Walter, economista en jefe del Deutsche Bank, el primer banco del ranking alemán, espera que la economía alemana toque fondo a mediados del 2009. Walter advirtió hace tiempo sobre una contracción en el crecimiento económico alemán de un 5 por ciento, lo que le cosechó numerosas críticas.

Las previsiones publicadas por renombrados Institutos de Investigación económica superaron las previsiones de Walter. Según las previsiones adelantadas el miércoles, la mayor economía europea enfrenta la recesión más profunda desde 1949. Los expertos pronostican que el producto interior bruto (PIB) de Alemania sufrirá una contracción del 6,0 por ciento este año y del 0,5 por ciento en 2010.

Semejante retroceso tendrá también sus efectos sobre el mercado laboral y los presupuestos públicos. A lo largo del 2009 Alemania perderá más de un millón de puestos de trabajo y el desempleo alcanzará en otoño los 4,7 millones de personas. A finales de 2010, la cifra podría ser de casi cinco millones.

En entrevista con la Deutsche Welle, Walter exhortó al gobierno a no adoptar medidas proteccionistas. “Sería una política equivocada el destinar recursos al salvamento de empresas y adoptar medidas proteccionistas. Si un país como Alemania, que depende fuertemente de las exportaciones, actúa de manera proteccionista y pone un mal ejemplo al intentar salvar puestos de trabajo a toda costa, entonces existe el peligro de que otros países hagan lo mismo. Y si otros hacen lo mismo, la más afectada será Alemania y su economía de exportación”, señaló.

Containerterminal Hamburg

Terminal de carga en Hamburgo. Alemania depende de su ventas en el exterior.

La paz social en peligro

El experto reconoce que la paz social esté en peligro, un importante valor para la estabilidad en Europa. Adicionalmente, de producirse reacciones equivocadas, la situación podría escalar en una sucesiva quiebra de empresas.

Las previsiones económicas de primavera han desatado una nueva discusión sobre el papel del Estado ante la recesión. Uno de los economistas autores de las previsiones, Kai Carstensen, del Instituto de Investigación Económica de Múnich, aconseja al Gobierno alemán no asumir todos los “valores basura” de los bancos sin tener un respaldo detrás.

“Aunque el Gobierno alemán respondió rápido lanzando un paquete de rescate, los problemas en el sector bancario no han sido eliminados. Persiste el riesgo de que se produzca una crisis crediticia”, indica el experto.

Desde todos los ámbitos se escuchan voces que urgen a una solución al problema bancario para evitar la temida crisis crediticia, lo que será posible sólo presionando a los bancos. “Si se resuelve la crisis bancaria, entonces la política monetaria tendría sus efectos permitiendo que fluyan nuevamente los créditos de manera normal. Lo que tendría también un efecto positivo en la generación de empleos”, dice Carstensen.

Suppenküche in Chicago nach Weltwirtschaftskrise 1931

La Gran Depresión de 1929 provocó escenas como ésta: en Chicago cientos de personas hacen cola para recibir una sopa caliente.

Al generarse incertidumbre en cuanto al empleo, la población tiende a ahorrar para los tiempos difíciles. Pero la falta de consumo provoca un peligroso círculo vicioso, pues afecta negativamente a todos los sectores de la producción que a su vez tienen que seguir recortando personal engrosando con ello el ejército de desempleados. En ese caso lo peor podría estar aún por venir.

Autora: Eva Usi/DPA/ SPIEGEL/DW

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda