1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Exonerado el policía que mató al joven negro de Ferguson

Según el Departamento de Justicia de Washington, no hay pruebas que lleven a pensar que el agente se comportó de forma irregular. El policía, Darren Wilson, declaró que se sintió amenazado por el joven, Michael Brown.

El Departamento de Justicia investigó si el policía Darren Wilson violó los derechos civiles con su actuación. Los medios estadounidenses ya habían informado hace semanas que era poco probable que hubiera una acusación, información que ahora se ve corroborada. Los fiscales no hallaron que las acciones de Wilson, que disparó contra Brown, de 19 años, cuando este iba desarmado, constituyeran motivo para incriminarlo por la ley de derechos civiles. La familia de Brown dijo estar sorprendida por el hecho de que "el asesino" de su hijo no sea "responsabilizado por sus actos".

El agente Wilson mató al joven el pasado mes de agosto en Ferguson, un suburbio de Saint Louis, lo que generó indignación en todo el país y disturbios durante varios días. La policía actuó duramente contra los manifestantes, y hubo disparos y heridos. En diciembre, un jurado llegó a la conclusión de que no debería acusarse al policía, lo que generó nuevas protestas. La investigación de la Justicia concluye que Brown se acercó al coche patrulla y protagonizó un forcejeo con el agente, aunque el Departamento no pudo corroborar que Brown tratara de hacerse con su arma, como afirmó Wilson. Una de las razones que motivó la decisión de la Justicia es que la autopsia no reveló disparos en la espalda de Brown, de forma que las declaraciones de los testigos que afirmaban que se produjo un ataque por detrás resultan "inconsistentes" para el Departamento.

Según el informe, Brown se alejó algo más de 50 metros de Wilson para luego darse la vuelta y volver sobre el agente, que en ese momento le disparó. Una vez que el gran jurado decidió no presentar cargos por homicidio contra Wilson, el Departamento de Justicia informó que continuaría sus investigaciones para determinar si el agente se guiópor prejuicios raciales cuando disparó contra el joven.

Informe sobre prejuicios raciales en la Policía

Por otra parte, el Departamento de Justicia presentó hoy las conclusiones de otro informe, en el que acusa a la Policía de Ferguson de discriminación racial y en el que destaca la detenciones sin motivo aparente y uso excesivo de la fuerza contra la comunidad negra. Es así como los policías detienen a muchos afroamericanos por infracciones de tránsito y delitos menores. Por eso, las autoridades federales piden cambios en la policía y la justicia.

Darren Wilson renunció a su empleo tras lo sucedido, ya que se le había informado que, de lo contrario, pondría en peligro a los habitantes de Ferguson y a sus colegas. En una entrevista con la televisión, el policía dijo que tenía la conciencia limpia. Añadió que, si bien lamentaba la muerte de Brown, volvería actuar de la misma forma, pues temió por su vida y se limitó a hacer su trabajo.

MS (dpa/efe)

DW recomienda