Exigen a la OTAN investigar tragedia de emigrantes | El Mundo | DW | 24.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Exigen a la OTAN investigar tragedia de emigrantes

El Consejo de Europa exigió en Estrasburgo que la OTAN investigue la tragedia ocurrida hace casi un año con 63 emigrantes muertos en el Mediterráneo, en unos hechos que salpican a un barco de la armada española.

default

Un bote con emigrantes de Africa

La política socialdemócrata holandesa Tineke Strik acusó a la OTAN de no haber reaccionado ante los llamamientos de socorro de un barco de goma en el que se hacinaban los emigrantes. Pidió además que la OTAN y los gobiernos europeos subsanasen los fallos de comunicación entre los puestos de rescate marítimo y la Alianza Atlántica, según el acuerdo al que llegaron los representantes parlamentarios de los 47 países que integran esta cámara.

Errores y fallos

Strik dijo: "Hemos elaborado un catálogo de errores y fallos". Los barcos de la OTAN, la fragata española "Mendez Núñez" y el barco italiano "IST Borsini" se encontraban en la zona, no lejos de la embarcación en apuros. Tampoco acudieron al rescate otras naves en la zona: un pesquero y un barco de guerra, así como un helicóptero militar.

La barca partió de Trípoli y transportaba 50 hombres, 20 mujeres y dos bebés. Tras 15 días en el mar, regresó con diez supervivientes a la costa libia.

OTAN rechaza responsabilidad

NATO Logo

La OTAN asumió el 31 de marzo el mando de la misión militar sobre Libia.

La OTAN explicó que se toma en serio las recomendaciones, pero rechazó toda implicación en la tragedia. "En el momento del incidente, a fines de marzo, había ocho barcos en el Mediterráneo bajo mando de la OTAN, cubriendo un territorio de más de 61.000 metros cuadrados", se afirma en el comunicado. "Lo ocurrido fue un trágico accidente", se agrega.

Según los supervivientes, tras la primera petición de auxilio apareció un helicóptero militar, pero luego no volvió a aparecer. También relataron que durante el décimo día de navegación un barco de guerra se acercó considerablemente y los marineros a bordo les hicieron fotografías. A pesar de las señales de auxilio, el barco siguió navegando. Según la convención de derecho marítimo de la ONU, cuando una embarcación pide ayuda, las otras que están en la zona están obligadas a prestar ayuda.

Las recomendaciones de los diputados no son vinculantes, sino un medio de presión política. (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda