1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Exgerente de Petrobras confirma desvíos para el PT

Un exgerente de Petrobras confirmó al Congreso que parte del dinero desviado de contratos de la petrolera con empresas privadas se usó para financiar al Partido de los Trabajadores (PT), que gobierna Brasil desde 2003.

El escándalo salpica al partido y la campaña presidencial de la presidenta Dilma Rousseff.

El escándalo salpica al partido y la campaña presidencial de la presidenta Dilma Rousseff.

En un testimonio ante la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) sobre el escándalo creada por la Cámara Baja, el exgerente Pedro Barusco ratificó públicamente sus denuncias sobre el destino de los desvíos de contratos firmados por la petrolera semiestatal. Además, Barusco aseguró que recibió sobornos de la empresa holandesa SBM Offshore, que habrían sido utilizados para financiar la campaña presidencial de Dilma Rousseff en 2010.

DW recomienda

"Se pidió a SBM un patrocinio de campaña, que no fue entregado directamente por ellos. Yo recibí el dinero y lo transferí en un arreglo de cuentas", expresó Barusco, quien agregó que los fondos fueron entregados al tesorero del PT, Joao Vaccari. El exfuncionario de Petrobras aclaró que el dinero fue pedido como un "refuerzo" para la campaña presidencial de 2010 y, ante las insistentes preguntas de los legisladores, afirmó que el "refuerzo" fue para la campaña de Rousseff.

Acuerdo de delación premiada

Barusco es uno de los cuatro ex altos funcionarios de Petrobras arrestados en los últimos meses por su supuesta participación en una red de corrupción que habría desviado unos 3.700 millones de dólares de la mayor empresa brasileña entre 2004 y 2012. El ex gerente firmó con el Ministerio Público un acuerdo de delación premiada, mediante el cual suministró informaciones sobre el esquema de corrupción y se comprometió a devolver al Tesoro unos 97 millones de dólares en sobornos que recibió y que están depositados en cuentas bancarias en Suiza.

Vaccari, por su parte, está en una lista de 54 personas que serán investigadas por el Ministerio Público Federal por supuestos nexos con la red de corrupción en Petrobras. Además del tesorero del PT, la lista incluye a otros 46 políticos -casi todos oficialistas-, entre ellos los presidentes de la Cámara Baja, Eduardo Cunha, y del Senado, Renan Calheiros.

Práctica "institucional"

En su testimonio ante la CPI, Barusco también confirmó que sostuvo varias reuniones con el tesorero del PT y con otros directores de Petrobras para definir la repartición de los sobornos recibidos de empresas que tenían contratos con la petrolera estatal. El exfuncionario admitió, por otra parte, que empezó a recibir sobornos de empresas en 1997, dos años después de ingresar como funcionario de Petrobras, pero enfatizó que esta práctica recién se volvió "institucional" a partir de "2003 y 2004", después de la llegada del PT al poder a través de la investidura de Luiz Inacio Lula da Silva en la Presidencia.

Las informaciones sobre el uso del dinero desviado para financiar campañas políticas del PT ya habían sido reveladas a la Justicia, según las informaciones divulgadas por el juez encargado del caso, Sergio Moro.

Protestas contra Rousseff y el PT

Entretanto, la presidenta, Dilma Rousseff, fue nuevamente blanco de protestas antigubernamentales que los oficialistas atribuyen a una orquestación "golpista" financiada por la oposición y que amenazan con agravar las crisis política y económica que sufre Brasil. A su llegada a un centro de convenciones en Sao Paulo para inaugurar una feria de constructores, la jefa de Estado fue abucheada e insultada durante unos cinco minutos por empleados de los expositores, que insistían en gritar "Fora PT" (Fuera PT).

Las muestras de rechazo a la mandataria comenzaron el domingo, cuando se escucharon abucheos, cacerolazos y pitos en algunos barrios acomodados de una decena de ciudades, durante la transmisión de un pronunciamiento en una cadena nacional de televisión en el que Rousseff defendía sus medidas de austeridad. Y se esperan otras manifestaciones hasta el próximo domingo, para cuando está programada una jornada de multitudinarias protestas contra el Gobierno, convocadas por diferentes grupos apoyados por partidos de oposición en varias ciudades del país.

RML (dpa, reuters, efe)