1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Exculpación de Kundera? Aparece nuevo testigo

En el caso de la presunta delación de un anticomunista por parte del escritor Milan Kundera, se presentó en República Checa un nuevo testigo, cuyo testimonio amplía la historia que ocurrió en la era comunista.

El anticomunista Miroslav Dvoracek, denunciado presuntamente en 1950 por el entonces estudiante Kundera, fue delatado por otro compañero de estudios, dijo el historiador de literatura Zdenek Pesat en la noche del miércoles en un testimonio sobre los hechos.

Dvoracek fue detenido en marzo de 1950, logró evitar la pena de muerte y pasó 14 años en prisión y en un campo de trabajo.

El protocolo policial de aquella época fue publicado el lunes en Praga. Allí, Kundera es mencionado como único informante, y gracias a sus datos el régimen comunista de la entonces Checoslovaquia detuvo al desertor Dvoracek.

Kundera, quien emigró en 1975 a París, desmiente categóricamente haber estado involucrado en el caso, habló de "mentiras" y "atentado contra un escritor". Ahora, Pesat afirmó recordar los acontecimientos por la difusión actual del hecho en los medios.

En aquellos días, un compañero de estudios, Miroslav Dlask, se dirigió a él, Pesat, que era funcionario estudiantil del Partido Comunista. Dlask le dijo a Pesat que en la residencia de estudiantes de Praga se escondía un ilegal (Dvoracek) y que él mismo había informado al respecto a la policía, según recuerda Pesat.

¿Pero significa esto la exoneración de Kundera? La desmentida del escritor apenas encontró credibilidad en los medios checos a comienzos de la semana.

El "Instituto para la Investigación del Régimen Totalitario", (USTR), estatal, mantuvo también hoy su posición. El protocolo policial que involucra a Kundera, que fue hallado en los archivos del USTR, es auténtico, dijo el portavoz Jiri Reichl en Praga.

El editor alemán de Kundera, Michael Krüger, de la editorial Carl Hanser, comentó en Fráncfort: "Mientras no haya una prueba con la firma de Kundera, le creo a Kundera". (dpa)