1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Exasesor de Humala detenido en Bolivia llega a Lima

Martín Belaúnde fue capturado en la Amazonía, donde se había escondido de las autoridades. En Perú era requerido por casos de corrupción.

Una noche en la prisión temporal de Poder Judicial antes de ser derivado a la cárcel pasará el empresario Martín Belaúnde, exasesor del presidente Ollanta Humala, detenido el jueves en la Amazonía boliviana, donde se había refugiado tras escapar de la detención domiciliaria que le había sido impuesta en ese país, al que llegó a fines de 2014 pidiendo asilo político. En Perú era requerido por casos de corrupción.

Belaúnde llegó a Lima este viernes (29.05.2015) en un vuelo de la Fuerza Aérea Peruana, luego de que el mismo presidente de Bolivia, Evo Morales, lo entregara a las autoridades de Perú, entre las que se encontraba el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, y el procurador anticorrupción, Joel Segura. Antes de descender en la capital peruana, un grupo de médicos y fiscales constató en la misma aeronave el estado de salud del detenido.

Pérez Guadalupe agradeció a Bolivia por haber “posibilitado esta captura” y remarcó que las autoridades de ambos países determinaron el “buen estado de salud” del exasesor. “Se han cumplido todos los protocolos de entrega en este caso de extradición”, remarcó antes de indicar que acudió en representación del Ejecutivo peruano “para corresponder a esta amabilidad del Gobierno de Bolivia”.

Llamadas delatoras

Ahora será el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) el organismo que determinará en qué cárcel será encerrado Belaúnde, quien había sido requerido a nivel internacional por malversación de fondos públicos, lavado de activos y asociación ilícita para delinquir, en un caso que ha salpicado al gobierno, toda vez que el empresario fue asesor del presidente Humala, al que se acusa de intentar proteger a su antiguo colaborador.

El ministro Pérez Guadalupe remarcó que el empresario “tiene los mismos derechos y deberes que cualquier preso en Perú” y que, por ese motivo, no tendrá “ningún privilegio”.

Adelantó que la justicia peruana ha dictado una prisión preventiva de 18 meses contra Belaúnde. Su captura fue posible debido a que el prófugo realizó llamadas telefónicas a Perú y Brasil que fueron rastreadas por la policía boliviana.

DZC (Reuters, EFE, dpa)

DW recomienda