1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Exactivistas de la RDA apoyan política de asilo de Merkel

46 exactivistas de la RDA publican una carta abierta apoyando la “firme postura” de Merkel en el debate sobre los refugiados: “Este es el país con el que siempre habíamos soñado”.

Un grupo de antiguos opositores de la Republica Democrática Alemana publicó una carta para alabar la postura firme de la canciller Angela Merkel sobre política de asilo. “No queremos dejar morir en nuestras fronteras a personas que buscan la libertad y quieren salvar su vida y la de su familia. No queremos volver a levantar las vallas que tumbamos hace mas de 25 años”, escribió el colectivo.

Entre los firmantes, hay personalidades de diferentes disciplinas como Ulrike Poppe, responsable en el estado de Brandemburgo para el esclarecimiento de las consecuencias de la dictadura comunista, el político de Los Verdes Werner Schulz o el pastor Christoph Wonneberger, que coordinaba la oración de paz de los lunes en la Iglesia de San Nicolás en Leipzig en 1989.

Nuevos retos para Alemania

Esta carta de apoyo llega en un momento en el que la canciller está sometida a la presión pública por su postura liberal sobre la política de asilo: “Respetamos su postura firme de aceptar a los refugiados que buscan asilo en Alemania”, escribieron los activistas.

De la misma forma, el grupo también reconoce los retos a los que se enfrenta ahora la Alemania reunificada: “No ignoramos que muchas comarcas están al límite a la hora de acoger a los refugiados. No ignoramos que en Alemania necesitan más dedicación y ayuda y que expresan sus miedos. Sin embargo, nos posicionamos en contra de cualquier forma de violencia verbal o física y contra el discurso del odio”, continúa la misiva.

Valor y resistencia antes y ahora

Los 46 firmantes de la carta lucharon en los años 80 del siglo pasado por la democracia y la libertad en la extinta Alemania del este y fueron los impulsores de la revolución pacífica de 1989. Una de las firmantes, Katrin Hattenhauer, expresaba exactamente lo mismo en una de las manifestaciones de los lunes en Leipzig en 1989: “Por un país abierto con personas libres”, decía su pancarta. Y precisamente eso es lo que ahora, 26 años después, exige a Europa. Entonces fue detenida y encarcelada en régimen de aislamiento, a riesgo de ser condenada a diez años de prisión.

En declaraciones a Deutsche Welle, Katrin Hattenhauer aclaró que "el movimiento ciudadano nos enseño hace 25 años que con valor y firmeza es posible cambiar un país. Ahora, con nuestra experiencia queremos alzar la voz para proteger a los refugiados que buscan asilo y luchar contra los prejuicios y la violencia. Tenemos que enfrentarnos a este reto con el mismo valor, la misma disposición, creatividad y aguante".

La carta abierta a Merkel termina con una apelación a la política, la economía, los medios y los ciudadanos: “Las preguntas abiertas sobre integración de los refugiados no deberían generar restricciones, sino saber aceptar los retos”.

DW recomienda