1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ex premier israelí, condenado a ocho meses de cárcel

Ehud Olmert fue acusado de aceptar sobornos de un empresario estadounidense cuando era alcalde de Jerusalén. El político apelará a la sanción.

Exalcalde, exministro y expremier, la figura de Ehud Olmert es vital para la política israelí de los últimos años. Sin embargo, su estrella cayó en desgracia tras conocerse varios casos de corrupción que lo incriminan directamente. Este lunes (25.05.2015), el tribunal de distrito de Jerusalén consideró probado que Olmert aceptó sobres con dinero como soborno por parte de un empresario estadounidense, a cambio de diversos favores.

Por lo mismo, Olmert fue condenado a ocho meses de prisión y al pago de una multa de 100.000 shekels (unos 24 mil euros), pena que se suma a otra de seis años dictada con anterioridad por otro caso de corrupción, el que ahora se encuentra en fase de estudio en el Tribunal Supremo. Los abogados del político anunciaron que apelarán a la condena y mostraron su malestar con la sentencia, que calificaron de excesivamente severa.

“No ignoro mi condena o la tomo a la ligera. Sin embargo, creo que el tribunal debe considerar mi contribución al Estado de Israel, a su seguridad y su situación social y económica. Espero que los errores identificados en mi conducta se equilibren con mi devoción al bienestar del estado y su gente”, manifestó Olmert durante el juicio, opinión que no parecen compartir los jueces.

Mina la confianza pública

El que fuera jefe del gobierno israelí entre 2003 y 2006, y previamente alcalde de Jerusalén, fue en 2012 exculpado en este caso al no lograrse demostrar que utilizó miles de dólares entregados en sobres de dinero por el empresario estadounidense Moshe Talansky para su propio beneficio. Sin embargo, hace dos meses la corte decidió reabrir el caso ante la presentación de nuevas pruebas, entre ellas la declaración de la antigua asesora de Olmert y exjefa de su oficina.

Shula Zaken confirmó ante el tribunal la recepción de los sobres de dinero y su ocultación a las autoridades. “Un servidor público, un ministro, que recibe pagos en efectivo en dólares, los guarda en una caja fuerte y los usa para fines privados, está cometiendo un crimen que mina la confianza de la sociedad en la función pública”, dijeron los jueces al justificar la sentencia. Originalmente, la Fiscalía había exigido un año de prisión, como pena mínima, para Olmert.

DZC (dpa, EFE, AP)