Ex directivo de Siemens en prisión | Economía | DW | 12.12.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Ex directivo de Siemens en prisión

Fiscalía anticorrupción detiene a ex directivo de Siemens por el caso de los sobornos. El consorcio obligado a corregir sus beneficios a la baja.

default

Más quebraderos de cabeza para la presidencia de Siemens.

El escándalo de corrupción en el consorcio multinacional alemán Siemens continúa aumentando con una nueva víctima en las altas esferas directivas.

Thomas Ganswindt, retirado de la presidencia de Siemens en septiembre, fue detenido y puesto en prisión preventiva. Según informa la edición online del semanario Spiegel, debido a las acusaciones de dos de los acusados.

Según periódico, los compañeros de Ganswindt detenidos que fueron interrogados la semana pasada habrían declarado que éste conocía el sistema de sobornos que se practicaba en la sección de telecomunicaciones y continuó tolerándolo. Otro de los acusados confesó haber aconsejado a Ganswindt reducir estas partidas ante el temor de las consecuencias legales. Las autoridades judiciales de Baviera confirmaron la detención del directivo de Siemens.

Beneficios a la baja

Poco antes de la detención, la dirección de Siemens había admitido las acusaciones de corrupción tras detectar pagos sospechosos por valor de 420 millones de euros.

Según dijo en Munich el jefe de finanzas del consorcio, Joe Kaeser, esta cantidad todavía es difícil de determinar. Kaeser explicó que la cantidad sospechosa se utilizó para pagar a asesores y todavía debe investigarse cómo se utilizó este dinero y si todo fue defraudado.

Ante estas circunstancia, Siemens tuvo que revisar a la baja sus beneficios netos del año fiscal 2005-2006, finalizado el 30 de septiembre, hasta 3.033 millones de euros, frente a los 3.106 millones de euros que había dado a conocer con anterioridad.

Anticorrupción en Siemens

El jefe del consejo de administración Heinrich von Pierer declaró que la dirección de la empresa está decidida a terminar con la corrupción dentro de sus filas. Von Pierer, que presidía el grupo en las fechas en las que se produjo el presunto desfalco, aseguró que los sistemas anticorrupción se reforzaron durante su mandato y descartó un motivo para retirarse del cargo.

En su lucha contra la corrupción, Siemens anunció además un acuerdo con el bufete de abogados Debevoise y el experto en anticorrupción Michael J. Hershman, uno de los fundadores de Transparencia Internacional, "para que localicen infracciones concretas, detecten posibles defectos en el reglamento, estructuras y procedimientos de Siemens, y los eliminen con todas sus consecuencias". Como director de su oficina anticorrupción, Siemens designará al fiscal de Stuttgart Daniel Noa.

Según las investigaciones de la fiscalía de Munich, el supuesto caso de estafa afecta a unos doce trabajadores, que podrían haber causado daños a la compañía de hasta 200 millones de euros mediante el desvío de dinero a empresas tapadera y compañías en paraísos fiscales, posiblemente para sobornos.

DW recomienda