Ex agente del FBI a prisión por revelar secretos a periodista de AP | El Mundo | DW | 24.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ex agente del FBI a prisión por revelar secretos a periodista de AP

Donald Sachtleben fue condenado por filtrar información secreta a la agencia de noticias estadounidense AP, anunció el Departamento de Justicia de EE.UU. En su momento, AP fue espiada como parte de la investigación.

Según una copia de la declaración fechada el 6 de septiembre y divulgada el lunes, Donald Sachtleben, ex agente del Buró Federal de Investigaciones (FBI), acordó declararse culpable de un cargo de revelación no autorizada de información de defensa nacional y una acusación de posesión no autorizada y retención de información de defensa nacional. Si es aceptada por un juez, la sentencia de prisión sería la mayor aplicada por una corte civil por la filtración de información secreta a un periodista.

En un arreglo judicial, Sachtleben se declaró culpable de entregado información sobre un frustrado atentado terrorista a un periodista de la agencia Associated Press (AP), algo que va en contra de las leyes, indicaron las autoridades en Washington. El ex agente fue la fuente de un informe exclusivo de la agencia en mayo de 2012, que dio detalles sobre una operación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos en Yemen, para desbaratar la conspiración de una célula local de la organización Al Qaeda para detonar una bomba a bordo de un avión.

Sachtleben, de 55 años, aceptó pasar tres años y siete meses en prisión como castigo por la filtración, además de una sentencia separada por cargos de pornografía infantil no relacionados, dijo el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

AP fue espiada para "aclarar"

El caso, que el fiscal general Eric Holder consideró como una de las filtraciones más graves de la historia estadounidense, había captado la atención de la opinión pública en mayo, porque, para aclarar el asunto, el Departamento de Justicia espió durante dos meses los registros telefónicos de periodistas y editores de la agencia de noticias estadounidense.

En su momento, AP dijo que demoró la publicación de la historia por pedido de funcionarios del Gobierno hasta que se despejaran temores de seguridad, pero funcionarios de Washington sostuvieron que la filtración puso en peligro a un agente de Estados Unidos que trabajaba para debilitar al grupo miliciano islamista Al Qaeda en la Península Arábiga. Dos meses después, Holder designó a un fiscal de alto rango para liderar la investigación.

Sachtleben se retiró del FBI en el 2008, después de unos 25 años, según el Departamento de Justicia. Pero siguió trabajando como contratista en el análisis de bombas.

rml (dpa, ap)