1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Evacuan Palmira ante imparable avance del Estado Islámico

Últimos reportes aseguran que el grupo terrorista controla toda la ciudad. Preocupación por las ruinas arqueológicas de la zona.

Un nuevo intento por tomar la ciudad de Palmira, en Siria, parece haber rendido frutos para la milicia radical Estado Islámico, que este miércoles (20.05.2015) se hizo con el control de al menos un tercio de la histórica localidad, obligando a la milicia progubernamental a evacuar a los habitantes y tomar posiciones defensivas, pese a que la Fuerza Aérea de Siria continúa bombardeando a los rebeldes. En horas de la tarde, reportes afirmaban que el control de los yihadistas sobre la ciudad era total.

Numerosos grupos de combatientes del EI se infiltraron en Palmira luego de duros enfrentamientos dentro y alrededor del centro de la ciudad, un lugar estratégico militarmente debido a la conjunción de autopistas que llevan a las ciudades de Homs y Damasco. Además, tiene un enorme valor propagandístico, debido a la presencia de milenarias ruinas que son Patrimonio Mundial de la Unesco y por cuya integridad ahora se teme.

El jefe de antigüedades de Siria, Maamoun Abdulkarim, dijo a la agencia Reuters que cientos de estatuas de Palmira fueron trasladadas a lugares seguros, pero que ahora “el temor es por el museo y los grandes monumentos que no se pueden trasladar. Abdulkarim pidió al Ejército, a la oposición y a la comunidad internacional que ayude a proteger las reliquias. “Ésta es una batalla del mundo entero”, aseguró.

Exigen alto el fuego

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG cercana a la oposición que monitorea la situación de la guerra civil en el país, aseguró que ambos bandos intercambian fuego de artillería y el número de bajas es indeterminado. El activista Ahmad Orabi, de la opositora Red Sham, dijo a la agencia EFE que el EI tiene en su poder al menos todo el distrito norte de Palmira, así como su comisaría de Policía y el cuartel de la Seguridad del Estado.

Por su parte, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, pidió “un alto el fuego inmediato” en este lugar. “Estoy muy preocupada por la situación de Palmira. Los combates amenazan a uno de los lugares más significativos de Medio Oriente y la población civil que se encuentra allí”, indico Bokova en un comunicado. En Damasco, en tanto, el presidente Bashar al Assad advirtió de los “intentos de socavar la cultura árabe y su identidad”.

Ubicada en un oasis, Palmira fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria. Antes del inicio de la contienda en el país, en marzo de 2011, sus ruinas eran una de las principales atracciones turísticas del Estado árabe y de la región.

DZC (EFE, Reuters, dpa)