1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Eurozona: “No se logró apagar el incendio”

El peligro de que la crisis de endeudamiento se extienda por otros países de la eurozona, como Italia, es analizado por editorialistas europeos.

Nadie se salvará.

"Nadie se salvará".


Die Welt, de Berlín: “Está claro que no sólo fue imposible apagar -en el lapso de un año y medio- el incendio en la periferia de la zona euro, sino que tampoco se logró un objetivo mucho más importante para la subsistencia de la comunidad monetaria y de la Unión Europea, es decir, que las chispas no alcanzaran a países como España o Italia. Ahora ya no sirven las palabras de consuelo. Toda la credibilidad que hayan podido tener los salvadores del euro al comienzo de la crisis se ha hecho humo. Y también está finalizando la etapa en la que quienes intentan rescatar el euro todavía podían esperar, con cierto derecho, que la situación volviera a tranquilizarse de algún modo, en algún momento, si sólo se ponían a disposición garantías y créditos en la medida en que a cada país le urgía recibirlos.”

“Los mercados no creen en Italia”

La Repubblica, de Roma: “En este momento se considera que Italia es el próximo en la lista, el próximo país que, después de Irlanda, Portugal y Grecia, podría contagiarse de la crisis de deuda europea. Pero no se trata de un complot. La tesis acerca de una especulación orquestada contra los italianos, que sirve a la distracción de los propios problemas, es engañosa e irresponsable, toda vez que sirve para cubrir los errores del Gobierno de Silvio Berlusconi. Además, le atribuye a los inversores una capacidad de coordinación que ni siquiera poseen los gobiernos. La verdad es muy distinta: son los mercados los que ya no creen que podamos manejar nuestras deudas.”

“La pasividad cuesta cara”

Gazet Wyborcza, de Varsovia: “Ya todos saben que nada podrá salvar a Grecia de la bancarrota. Se deben reducir sus deudas. Pero sí se podría rescatar a Portugal, Irlanda, España e Italia, bajo condición de que se tomen medidas de salvataje urgentes. Sin embargo, el problema reside en que aquellos de los que se podría esperar una acción de rescate eficaz, los políticos y los banqueros, se comportan como si no vieran el peligro. Hace un año que están postergando la solución a la crisis griega, esperando que otros se ocupen de poner orden. Esa pasividad tiene un alto precio. Hace un año, la solución a la crisis habría costado 100.000 millones de euros. Hoy se necesita mucho más. Si los responsables siguen esperando, y la crisis afecta a un gran país como Italia, los costos serán inmensos.”

“Francia también debe ajustarse el cinturón”

Le Figaro, de París: “Nadie se salvará de la caída de las bolsas. La crisis de endeudamiento sigue corroyendo y abarca a toda Europa por contagio. Sólo hay una solución: cada país europeo debe comprobar que puede dominar su deuda pública, y eso también vale para Francia, peso pesado europeo que, como todos los demás países, se tiene que ajustar el cinturón. La promesa del Gobierno de disminuir su déficit hasta el 2013 debe cumplirse para que su credibilidad no se vea afectada. Francia no puede poner en peligro el privilegio de la calificación AAA, que garantiza al país créditos ilimitados a muy buenos intereses.”

CP/ dpa

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda