Eurozona: ¿Es suficiente el nuevo paquete de rescate para Grecia? | Economía | DW | 22.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Eurozona: ¿Es suficiente el nuevo paquete de rescate para Grecia?

El recién sellado paquete de ayuda financiera para Grecia, que tranquilizó a los mercados, fue objeto de críticas en la esfera política alemana. Se espera que sirva para evitar el contagio a otros países de la eurozona.

Grecia obtuvo el segundo paquete de ayuda financiera.

Grecia obtuvo el segundo paquete de ayuda financiera.


Las bolsas reaccionaron con alivio ante el resultado de la cumbre del euro que tuvo lugar ayer, jueves 21 de julio, en Bruselas. El índex alemán Dax subió y eso es una señal de que han cesado, por ahora, las turbulencias en la conmocionada zona euro.

El paquete de ayuda para Grecia, de un mínimo de 109.000 millones de euros, destinado a saldar su deuda de 340.000 millones, surgió del acuerdo de los jefes de Estado y de Gobierno europeos alcanzado en Bruselas. El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) pondrán esa suma a disposición de Grecia con intereses bajos: del 3,5 por ciento en lugar del 4,5 por ciento exigido hasta el momento, y el plazo de pago de los créditos se aumentará a 30 años.

Grecia y otros países de la eurozona se benefician

Primer ministro griego,George Papandreou: Grecia pide crecimiento económico.

Primer ministro griego,George Papandreou: "Grecia pide crecimiento económico".

El primer ministro griego, Giorgios Papandreou, subrayó la dimensión europea de la medida de ayuda financiera, pero, sobre todo, el significado de la misma para Grecia. Los griegos son un pueblo orgulloso, creativo y trabajador que pide que se lleven a cabo reformas profundas y sostenibles para hacer de Grecia un país con crecimiento económico y creación de empleo, dijo.

Según datos del Centro Griego de Planeamiento e Investigación Financiera (KEPE), en Grecia desaparecieron aproximadamente 240.000 puestos de trabajo entre abril de 2010 y abril de 2011.

También otros países, como Portugal e Irlanda, saldrán beneficiados con las condiciones crediticias. El FEEF se flexibilizará, explicó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, de manera que podrá comprar deuda del llamado ‘mercado secundario', es decir, de los bancos y de otros países de la zona euro.

Además, el FEEF podrá establecer programas preventivos para países en peligro de caer en la trampa del endeudamiento. La ampliación de competencias del FEEF está destinada a evitar que la crisis de endeudamiento se extienda a otros países europeos.

Suspensión de pago provisoria

Otro aspecto de la reforma es que la banca privada se ha declarado dispuesta a apoyar a Grecia con una serie de medidas voluntarias entre las que se cuenta canjear bonos griegos por nuevos bonos de mayor vigencia. Según el Consejo Europeo, esto representa una pérdida del 20 por ciento para los bancos, es decir, de cerca de 37.000 millones de euros.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dejó en claro que el compromiso del sector financiero privado se limitará a ayudar a Grecia. “Grecia es un caso especial”, dijo Sarkozy. Y Barroso agregó que era la primera vez desde el comienzo de la crisis que la política y los mercados se ponen de acuerdo. En Bruselas se habló de un “Plan Marshall” para salvar a Grecia del impago y apoyar a países debilitados de la eurozona.

Jose Manuel Barroso durante la cumbre del euro.

Jose Manuel Barroso durante la cumbre del euro.

Durante el período en que se canjeen los bonos, que comenzaría en octubre de 2011, Grecia podría caer temporalmente en la suspensión de pago. Y para superar esa fase –que duraría sólo un par de días y en el que las agencias podrían calificar a Grecia con una “D” de “default”- los países de la zona euro deberán depositar garantías en el Banco Central Europeo para evitar que caigan otros bancos, entre ellos los griegos.




Reacciones a la cumbre del euro en Alemania

Klaus Ernst, de La Izquierda: Juego de Monopoly.

Klaus Ernst, de La Izquierda: "Juego de Monopoly".

Los representantes políticos conservadores de Berlín expresaban su satisfacción por los logros de la canciller alemana, Angela Merkel, en la cumbre, en cuanto a la participación de acreedores privados –bancos y aseguradoras- en el paquete financiero, cosa con la que Francia no estaba de acuerdo. “Creo que últimamente se trató injustamente a la canciller”, dijo Horst Seehofer, presidente de la Unión Socialcristiana (CSU), hermana bávara de la Unión Cristianodemócrata (CDU).

Klaus Ernst, jefe del partido La Izquierda, por su parte, cree que la colaboración voluntaria de la banca privada, que será de aproximadamente 37.000 millones de euros hasta el 2014, no es suficiente. “Se necesitarían normas legales claras que obliguen a participar al sector bancario, que es el que resultó ganador de este juego de Monopoly”, dijo.

Sigmar Gabriel (SPD): Se necesita un verdadero recorte de deuda.

Sigmar Gabriel (SPD): "Se necesita un verdadero recorte de deuda".

Para los socialdemócratas alemanes, el recorte de deuda es demasiado pequeño. Según Sigmar Gabriel, cabeza del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), las resoluciones de Bruselas no serían una solución clave para el futuro, como lo anunciaron Merkel y su homólogo francés, Sarkozy. “Se necesita un verdadero recorte de deuda”, dijo Gabriel. Wolfgang Franz, presidente del consejo de sabios, un grupo de asesores independientes del Gobierno alemán, dijo a un matutino alemán que “para Grecia hubiese sido mejor un desendeudamiento del 50 por ciento”.

El partido alemán de Los Verdes expresó su aprobación a la medida de rescate para Grecia e hizo hincapié en que la deuda griega se convierte así en una deuda comunitaria a través del paquete de ayuda financiera. “Desde ayer (22 de julio) contamos con un Fondo Monetario Europeo, algo que la canciller nunca quiso, pero sí su ministro de Finanzas”, dijo el jefe de la fracción de Los Verdes en el Parlamento alemán, Jürgen Trittin, refiriéndose a Wolfgang Schäuble (CDU).

Del Partido Liberal, socio de coalición del Gobierno de Angela Merkel, por el contrario, se oyeron críticas. El experto en finanzas Frank Schäffler (FDP), lamentó que los países de la eurozona estuvieran dispuestos a recortar parte de la deuda griega. Pero el ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, relativizó esas críticas hoy, viernes 22 de julio, diciendo desde Kabul que “Europa ha demostrado que es capaz de actuar”.

Autor: Daphne Grathwohl, Richard Fuchs/ Cristina Papaleo

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda