Eurovisión 2012 tendrá lugar en Bakú, Azerbaiyán | Cultura | DW | 15.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Eurovisión 2012 tendrá lugar en Bakú, Azerbaiyán

Azerbaiyán ganó por primera vez el festival de Eurovisión, mientras que la alemana Lena logró un decoroso décimo puesto y la española Lucía Pérez se salvó de quedar en último lugar gracias a Francia y Portugal.

Azerbaijan's Ell/Nikki sing their song 'Running Scared' during the final of the Eurovision Song Contest 2011 in Duesseldorf, Germany, Saturday, May 14, 2011. (AP Photo/Frank Augstein)

Ell y Nikki, de Azerbaiyán, serán los anfitriones de Eurovisión en su país, a orillas del Mar Negro.

El dueto Ell & Nikki, que no figuraba en las quinielas, fue la gran sorpresa de la edición 56 del festival de la canción europea en Düsseldorf, un certamen con más calidad y menos folclore que en años anteriores.

Irlanda, Dinamarca, Estonia y Suecia partían como favoritos, pero Azerbaiyán, con 221 puntos, se impuso indiscutiblemente a sus 24 adversarios con la pegadiza y romántica "Running Scared", una balada occidental en inglés, estilo Beyoncé.
Italy's Raphael Gualazzi sings his song 'Madness Of Love' during the final of the Eurovision Song Contest 2011 in Duesseldorf, Germany, Saturday, May 14, 2011. (AP Photo/Frank Augstein)

Raphael Gualazzi, logró una de las sensaciones de la noche: 2° lugar.

Italia, que recibió la máxima puntuación de España, quedó en segundo lugar tras 14 años de ausencia en el festival. Lo consiguió con el solista Raphael Gualazzi y su "Madness of Love". El tercer puesto de este festival, con mucha música dance y más baladas románticas de lo habitual, lo ocupó Suecia con Eric Saade y "Popular".
Alemania logró decoroso 10° lugar
Con (casi) la misma frescura de hace un año, pero más madura y sexy, la alemana Lena, vencedora de la pasada edición de Eurovisión, defendió su título en Düsseldorf con otro tema en inglés: "Taken By A Stranger", ovacionado por el público. La joven de 19 años, que se alzó vencedora en 2010 con "Satellite", se había subido al escenario poco antes con cantantes y presentadores para inaugurar la edición número 56 del concurso de la canción europea en un ambiente de lo más festivo.
El primer concursante fue Axel Ehnström, conocido por su mote artístico "Paradise Oskar", de Finlandia, con la balada "Da, da, dam" que con su moraleja ecologista se hizo con fuertes aplausos en el estadio de la ciudad alemana.
En un festival con muchos temas dance y más baladas románticas de lo usual, siguió Bosnia-Herzegovina con la positiva "Love in Rewind" del veterano Dino Merlin, probablemente el único participante con canas en Eurovisión 2011, que llevó el lema "Feel your Heart Beat". Merlin, que ya representó a su país en el mismo certamen en la década de los 90, interpretó un tema folk.
Dinamarca con amigos en Londres
Germany's Lena sings her song 'Taken By A Stranger' during the final of the Eurovision Song Contest 2011 in Duesseldorf, Germany, Saturday, May 14, 2011. (AP Photo/Frank Augstein)

Lena encantó, pero no lo suficiente.

El tercer concursante fue uno de los favortios, Dinamarca, con "A Friend in London". A continuación le tocó el turno a la rubia Evelina Sasenko, de Lituania, primera decepción, con la balada "Cest ma vie".
Luego llegaron los esperados gemelos irlandeses "Jedward" con su futurista vestimenta roja y su alocado tema "Lipstick", el más estrambótico de momento. Poco después, otro de los grandes favoritos, el sueco Eric Saade, con "Popular" y más tarde, el joven ruso Alexey Vorobyov, que cantó en inglés con tres bailarines en una suerte de Backstreet Boys rusos.
Antes había sorprendido Estonia con Getter Jaani, con letra superficial, pero voz poderosa. Confundió un poco la valiente apuesta de Francia con el cantante de ópera Amaury Vassili y su tema lírico y en francés "Sognu".
Grecia optó por el folclore e Italia por el jazz
Britain's band 'Blue' perform their song 'I Can' during the final of the Eurovision Song Contest 2011 in Duesseldorf, Germany, Saturday, May 14, 2011. (AP Photo/Frank Augstein)

Blue, el grupo profesional del festival, logró apenas el 11° lugar.

Los griegos Louka Giorkas & Stereo Mike, por el contrario, decepcionaron con un rap combinado con música folclórica.
Italia, que llevaba 14 años de ausencia en Eurovisión, subió al escenario con el joven Raphael Gualazzi y "Follia d'Amore", mientras que la elegante suiza Anna Rossinelli, enamoró al público con el tema en inglés "In Love For A While". La banda británica "Blue", una de las favoritas en las encuestas por Internet, llegó a continuación con su pegadiza "I can", una canción de coreografías masculinas, típica del panorama musical británico.
Los moldavos Zdob si Zdus, con sus chalecos de cuero, interpretaron en directo "So Lucky", mientras que Austria, que llevaba desde 2004 sin llegar a la final, ofreció otra balada "The Secret I Love", de Nadine Beiler. Logró grandes aplausos y generosos elogios de la crítica.
España se salvó por un pelo de figurar como última
España, que lleva cuatro décadas sin ganar, fue representada por la gallega Lucía Pérez, con la veraniega "Que me quiten lo bailao", compuesta por Rafael Artesero, autor de las canciones presentadas en Eurovisión por Andorra en 2005 y 2006- y que incluye gaitas gallegas.
Pérez, que interpretó con mucha seguridad el veraniego tema "Que me quiten lo bailao", se salvó por poco de quedar en última posición. De hecho estuvo en lo más bajo de la tabla junto a Estonia y Suiza durante buena parte de la votación, en la que participaron 43 países y en la que como es usual, fue frecuente el amiguismo entre vecinos.
La joven de 25 años, que se atrevió a cantar español en un certamen en el que dominó el inglés aún más que en años anteriores, apenas sumaba algunos puntos concedidos por Macedonia, Eslovaquia, Reino Unido y Eslovenia hasta que Francia hizo cambiar su suerte. Su vecino oriental y después Portugal, le concedieron la votación máxima: 12 puntos. Pero su alegría y simpatía no bastaron y quedó en un lugar históricamente bajo: el 23 con 50 puntos.
120 millones de televidentes
Spain's Lucia Perez sings 'Que Me Quiten Lo Bailao - They Can't Take The Fun Away From Me' during the final of the Eurovision Song Contest 2011 in Duesseldorf, Germany, Saturday, May 14, 2011. (Foto:Frank Augstein/AP/dapd)

Lucía Perez, tuvo gran resonancia en el público de la sala.

La española, que suele cantar baladas más que temas festivos como "Que me quiten lo bailao", quiso hacer un poco más suyo el tema compuesto por Rafael Artesero, para lo que incluyó gaitas gallegas. España, que venía de quedar en un puesto 15 el año pasado con la balada "Algo pequeñito", de Daniel Diges, lleva más de 40 años sin ganar Eurovisión.
El mayor certamen musical europeo fue seguido en directo por más de 120 millones de telespectadores de 55 países. En él dominó sobre todo el pop occidental, pero dejó espacio a la lírica de Francia, el jazz italiano, el rock gótico de Georgia y el dance ruso.
dpa
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda