1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Europa vuelve a la carga en el espacio

El exitoso despegue del cohete Ariane 5 ECA de la base de Kuru, da un nuevo impulso a la industria aeroespacial europea, disipando los temores que desató el fiasco del primer lanzamiento, hace 2 años.

default

El Ariane-5 ECA es capaz de transportar 2 satélites a la vez.

La paciencia y los nervios valieron la pena. Y también los más de 500 millones de euros adicionales que los europeos invirtieron para rescatar al cohete Ariane 5 ECA, después de que su debut terminara en catástrofe en diciembre del 2002, cuando los expertos del centro de control tuvieron que hacer explotar la nave poco después de su primer lanzamiento, debido a una falla en un motor. En esa oportunidad, 130 millones de euros cayeron, pulverizados, a la tierra.

Ariane

Ventajas comparativas

Enorme fue pues el alivio y la alegría de los encargados cuando ahora el nuevo cohete despegó, con retraso pero con pleno éxito, de la base de Kuru, en la Guayana francesa. Pero no sólo los ingenieros y expertos en aeronáutica tienen motivos para celebrar. También en la esfera política hubo aplausos y loas, comenzando por las del presidente francés, Jaques Chirac. “Europa supo aunar fuerzas y capacidades para lograr este nuevo éxito”, destacó el jefe de Estado galo, subrayando: “se superó una importante etapa para garantizar el éxito de Europa en el espacio”.

Efectivamente, la nueva versión de Ariane 5 vuelve a poner a los europeos en la pista, en esta reñida carrera por el negocio espacial. El cohete, cuyo desarrollo costó en total cerca de 1.700 millones de euros, tiene varias ventajas comparativas que ofrecer. La principal es que puede transportar hasta 10 toneladas de carga útil, lo que le permitirá colocar simultáneamente dos satélites en órbita. Eso, lógicamente, abarata en forma considerable los costos para los clientes.

Mirando hacia el futuro

“A partir de ahora volvemos a orientarnos hacia el futuro”, declaró el director de la Agencia Espacial Europea (ESA), Jean Jacques Dordain, tras el éxito de la “misión Bremen”, nombre que llevó este vuelo en honor a la ciudad alemana donde se desarrolló la fase superior del Ariane 5 ECA. Tan solo en Alemania participaron 170 empresas en su construcción.

Tras un segundo vuelo, previsto para mediados de año, se espera que el nuevo cohete se transforme en el caballo de batalla de la aeronáutica europea, capaz de competir exitosamente en el mercado espacial de los satélites.

DW recomienda