1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Europa: transportistas y ciudadanos contra el precio de la energía

Colapso en carreteras de las principales ciudades y retenciones en las fronteras españolas, portuguesas y francesas han sido las primeras consecuencias de la huelga indefinida que los transportistas de estos tres países han declarado ante el aumento de los precios del petróleo.

En España, algunas gasolineras acusaban falta de combustible, y las previsiones auguran que el paro puede ir para largo, después del fracaso de la reunión que mantivieron representantes de los huelguistas con la administración central hispana.

Los precios del gasóleo se han encarecido ya más de un 20% este año, un 17,27% en Portugual, y los transportistas españoles, los pescadores y los agricultores, exigen al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que tome medidas.

Éstas incluyen principalmente una reducción de los impuestos que pagan por el carburante y la fijación de tarifas mínimas para poder hacer frente al aumento de los costes de producción, cosa a la que el Ejecutivo se resiste.

En Portugal, centenares de camiones se encuentran estacionados al borde de carreteras desde la madrugada de este lunes, primer día de la protesta, y están entorpeciendo el tráfico de norte a sur del país.

Al mismo tiempo, unas 6.000 personas se manifestaban en la ciudad belga de Amberes contra la pérdida de poder adquisitivo.

Los participantes pidieron a los políticos del país que se dediquen más a los problemas diarios de los ciudadanos y no tanto a las disputas sobre idiomas y nacionalismos: en Bélgica se encuentran enfrentados los valones, que hablan francés, con los flamencos, que hablan flamenco.

Los sindicatos belgas piden entre otras cosas un IVA reducido para el gas y electricidad, cuyos precios, ante el anuncio de subidas que podrían alcanzar hasta el 40% a finales de este año, también están provocando polémica en Alemania. (dpa)