1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Europa reacciona a la crisis política griega

Dependiendo de a quién se le pregunte, el fracaso de la moción parlamentaria para nombrar a Stavros Dimas presidente de Grecia es motivo de preocupación o de optimismo. El ascenso de Syriza no deja a nadie indiferente.

Antonis Samaras, primer ministro de Grecia.

Antonis Samaras, primer ministro de Grecia.

Dependiendo de a quién se le pregunte, las jugadas que se hicieron este lunes (29.12.2014) en el tablero de ajedrez de la política helena son motivo de preocupación o de optimismo. La cúpula del Banco Central Europeo (BCE) dialoga con el primer ministro Antonis Samaras y el resto de las autoridades griegas intentando prever qué pasará con la sexta revisión del proyecto de rescate financiero del país tras el fracaso del tercer intento parlamentario de elegir a Stavros Dimas como presidente. La derrota del excomisario europeo obligó a convocar a elecciones anticipadas para el 25 de enero.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) fue más categórico al anunciar que sólo negociará sobre más ayudas económicas para Grecia cuando esté claro quién llevará las riendas del próximo Gobierno. “Grecia no tiene una necesidad de financiación urgente”, apuntó el portavoz del FMI Gerry Rice, sin dar detalles, pero dejando en el aire la impresión de que es grande el temor a un triunfo de la formación de izquierdas Syriza en los comicios adelantados de enero. En cambio, otros miran las perspectivas de éxito de la izquierda griega como reflejo del potencial propio.

Podemos se mira en el espejo de Syriza

Mientras Europa contiene la respiración por las posibles consecuencias económicas del ascenso de Syriza –que tiene el viento a favor en las encuestas–, el partido español Podemos las celebra. “2015 será el año del cambio en España y en Europa. Empezaremos en Grecia. ¡Vamos, Alexis! ¡Vamos, àsyrizaïgr!”, escribió en su cuenta de Twitter Pablo Iglesias, el líder del partido español que con menos de un año de vida ha dinamitado la escena política española y evoluciona de forma parecida a la del griego Alexis Tsipras, dirigente de Syriza.

Podemos y Syriza mantienen una relación estrecha y la sintonía entre sus líderes es grande. Tsipras acompañó a Iglesias en noviembre de 2014, cuando fue proclamado secretario general de la formación heredera del movimiento de los indignados. La respuesta de Tsipras a los ánimos del líder de Podemos no tardó en llegar, y lo hizo también en forma de tuit: “¡Vamos a ganar!”, contestó a Iglesias en español, inglés y en griego.

ERC ( dpa / Reuters )