1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Europa prepara su propuesta para el brexit

El jefe negociador de la Comisión advierte de que será como escalar una montaña. Lo primero, pretende negociar una metodología para calcular a cuánto ascienden los compromisos adquiridos por Reino Unido.

"Esto no es un castigo ni un impuesto de salida de ningún tipo: la Unión y el Reino Unido tienen compromisos comunes, se han comprometido a financiar programas y proyectos juntos" explicó francés Michel Barnier en una rueda de prensa celebrada este miércoles (03.05.2017) en Bruselas. "Nuestro objetivo en la primera fase de negociación es acordar con el Reino Unido una metodología rigurosa para calcular esas obligaciones", continuó el jefe negociador de la Comisión Europea para el brexit.

Barnier advirtió que "no respetar las cuentas es una situación que podría explotar", y mencionó los "problemas políticos y jurídicos" que podrían derivar de la interrupción de los proyectos y programas en cuya financiación se ha implicado el Reino Unido. Aseguró en ese contexto que los Veintisiete nunca han pretendido "pedir un cheque en blanco al Reino Unido", e insistió en que solo es cuestión de que ese país "pague sus cuentas".

El negociador insistió en los tres puntos principales en los que la UE quiere centrar las negociaciones en una primera fase: la protección de los derechos de los ciudadanos (tanto europeos en el Reino Unido como británicos en la UE), así como el acuerdo financiero y evitar una frontera exterior o frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda. En una segunda fase negociadora, se abordarían cuestiones como las futuras relaciones comerciales entre el bloque y el Reino Unido.

Barnier calificó de "encuentro cordial" la cena en Londres con la primera ministra británica, Theresa May, en la que que la semana pasada acompañó al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker. Sin embargo, reconoció que "las posiciones son diferentes, a veces muy diferentes", algo que aseguró que "no sorprende a nadie", pero consideró que por ese motivo "hay que empezar las negociaciones lo antes posible".

Insistió además en la necesidad de ser "transparentes" a lo largo de todo el proceso negociador, que auguró será "difícil". Barnier comparó el divorcio  con Bran Bretaña con escalar una montaña y pidió a May que mantenga la vista en la cima mientras "aprendemos a poner un pie delante del otro, porque el camino puede ser escarpado, lleno de piedras, cansado y largo".

LGC (Reuters/EFE/AP)

DW recomienda