1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Europa no se quedará a oscuras

Un informe de la Agencia Internacional de Energía alaba el mercado de emisiones europeo, advierte de la no diversificación de proveedores de energía y pone en duda los planes de abandono de la energía nuclear.

default

El director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía, Nobuo Tanaka, con José Manuel Durao Barroso

La dependencia de Europa de la importación de energía seguirá creciendo, afirma la Agencia Internacional de Energía (IEA). “La producción energética local disminuye y seguirá disminuyendo”, anunció en Bruselas Nobuo Tanaka, jefe de la IEA. Por esta razón es imprescindible ampliar las fuentes de energía.

Se trata del primer informe acerca de la política energética de la Unión Europea que presenta la IEA con sede en París. Los objetivos primordiales puntualizados por la agencia son la seguridad del abastecimiento, el crecimiento económico y la protección al medio ambiente. En general, el informe es, para el conjunto europeo, tranquilizador.

Un ejemplo: la creciente dependencia de la energía que suministra Rusia. Tanaka pone de ejemplo su Japón natal, que depende un 100 por ciento de los suministros extranjeros. A pesar de ello, Japón ha alcanzado –diversificando sus proveedores- un aceptable nivel de seguridad en el suministro. Los europeos, que se abastece en un 30 por ciento de gas y petróleo ruso, no debe tener miedo: “Rusia dependen hoy más de Europa que Europa de Rusia. Un 70 por ciento de las exportaciones rusas vienen a Europa. También sería razonable que Moscú diversificara sus clientes, que vendiera a China o al Pacífico. Esto elevaría el nivel de seguridad en ambas direcciones”, asevera Tanaka.

Diversificar es el lema

El término diversificación es la llave mágica con que se abren las puertas de comisario europeo para Energía, el letón Andris Piebalgs; la crisis del Cáucaso reafirmó su postura. “Creo que después de lo ocurrido en Georgia, nuestro objetivo de diversificar proveedores y líneas de suministro ha cobrado mayor importancia”, anunció. A pesar de ello, la UE no quiere renunciar a su proyecto Nabucco, un gasoducto a través de Georgia.

El sistema europeo de mercado de emisiones, que grava la emisión de gases contaminantes fue alabado expresamente por Tanaka. Estados Unidos y Australia, siguiendo el ejemplo europeo, han abierto la discusión. El talón de Aquiles de la política energética europea radica, sobre todo, en la orientación nacional que sigue primando, obstaculizando la libre competencia. De ineficiente la calificó Tanaka.

Para salir del atolladero, el director de la IEA, propone separar legalmente la producción de las líneas de suministro: “Estamos a favor de separar a las compañías suministradoras de todo otro campo del sector energético. Regular el mercado podría ayudar en cierta medida, pero ésa es siempre sólo la segunda mejor opción”, puntualizó.

Han sido sobre todo los consorcios energéticos alemanes, apoyados por el gobierno de Berlín, los que han bloqueado este avance en el sector. Cediendo a la presión de Bruselas, los gigantes energéticos alemanes han accedido a poner a la venta sus redes de abastecimiento.

Atomanlage Tricastin an der Rhone in Südfrankreich

Central nuclear en Tricastin a orillas del Ródano: la seguridad deja mucho que desear

Un tirón de orejas para Alemania

A Alemania, cuya gran coalición sigue empeñada en abandonar la energía atómica, le tocó un rapapolvo del director de la IEA: “Permítanme decir que es difícil entender cómo pretenden combinar el abandono de la energía atómica con una mayor producción de energía limpia en la Unión Europea”.

Este es el punto en que los caminos se bifurcan. Casi nadie en la UE se opone a la diversificación de las importaciones. Pero en el tema de la energía nuclear, no son pocos los que sacan a relucir el problema del almacenamiento final de residuos nucleares, la seguridad de los reactores y, finalmente, el hecho indiscutible de que el uranio pertenece a las materias no renovables lo cual hace prever que su precio irá en aumento.

DW recomienda