1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“Europa necesita una nueva política inmigratoria“

La necesidad de una nueva política inmigratoria conjunta en la Unión Europea, así como las fallas del sistema de asilo y sus consecuencias, son analizados por la prensa.

default

Refugiados tunecinos llegan a Lampedusa.

La Repubblica, de Roma: “Hace algunos días que han dejado de llegar pateras con refugiados tunecinos a Lampedusa. Sin embargo, de acuerdo con el ministro italiano del Interior, Roberto Maroni, la corriente inmigratoria seguirá en aumento y podría hacer que desembarcasen más de 80.000 personas en la costa de Italia. Esa cantidad de seres humanos es, curiosamente, más o menos la misma que se evacuó hacia Alemania, Noruega y Turquía en una gran operación de rescate conjunta luego de finalizada la guerra del Kosovo. Para solucionar la situación en Lampedusa, Italia quiere ayuda europea. Lo cierto es que se necesita una nueva política inmigratoria conjunta a nivel europeo en lo que respecta a controles fronterizos conjuntos, así como una política de asilo que tome en cuenta a los refugiados económicos. Y el Gobierno italiano haría bien en comprometerse a que se concreten.”

“Política europea conjunta”

Luxemburger Wort, de Luxemburgo: “Es hora de que Europa actúe. La problemática de los refugiados en Europa no es nueva, y, después de los cambios políticos en el norte de África vuelve a ser altamente explosiva. (…) Los 100 millones de euros y la misión Frontex, prometida por la Unión Europea, no son suficientes para ayudar a Italia a largo plazo. Para asegurar que a los refugiados se los trate humanamente, la responsabilidad debe repartirse solidariamente dentro de la Unión Europea. En especial, porque la cantidad de jóvenes de los países árabes que huyen de la incertidumbre económica y del descontento social no va a disminuir.”

“Enviar de regreso a los inmigrantes”

Berlingske Tidende, de Copenhague: “Los inmigrantes de Túnez son pocos, en comparación con las masas que pagan para atravesar el río Evros, entre Turquía y Grecia, hacia la Unión Europea, provocando el derrumbe del sistema de asilo. Los jóvenes que colocaron un pie en Europa al llegar a la isla italiana de Lampedusa son pocos en comparación con los millones de jóvenes desempleados que viven sin perspectivas de futuro en el Cercano Oriente y en el Magreb, y que están dispuestos a partir no bien se les presente una oportunidad. (…) La reacción urgente, necesaria en este momento, debe consistir en enviar de regreso a una gran cantidad de inmigrantes ilegales a una velocidad que haga que la compra de pasajes a los contrabandistas de personas se convierta en una empresa sumamente arriesgada.”

“Europa no está preparada para recibir más inmigrantes”

Trud, de Sofía: “El miedo a inmigrantes de distinta creencia religiosa creció en la Europa cristiana hasta convertirse en pánico, luego de que 5000 tunecinos llegaran a Italia en un lapso de pocos días. (…) El viejo continente será, obviamente, el que pague el precio humano de las revoluciones en el Cercano Oriente y en el norte de África, aunque aún no sepa con exactitud en qué terminará todo eso. Hasta que se aclare el horizonte al sur y al este de Europa, miles de refugiados intentarán partir hacia Occidente en busca de mayor seguridad. Pero intentarán encontrarla en Europa, y no en EE. UU., que queda demasiado lejos. La buena y vieja Europa, en cambio, está cerca, sólo tiene que atravesar el mar. El éxodo tunecino demuestra, sin embargo, que la Unión Europea no está preparada para crisis de este estilo, y que, por cierto, no quiere recibir más inmigrantes.”

CP/ dpa

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda