1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Europa hará "lo necesario" para solucionar su crisis de deuda

La "fase peligrosa" en que ha entrado la economía global requiere de una "vigilancia excepcional", se dijo al término de reunión del FMI en Washington. Las potencias emergentes no son inmunes a los riesgos de la crisis.

default

Aspecto de la reunión del FMI en la capital estadounidense.

En respuesta a los insistentes llamados a una acción rápida y "coordinada", la eurozona, reconocida como el "epicentro" de las actuales turbulencias financieras, se comprometió hoy en la reunión del FMI Washington a hacer "lo que sea necesario" para resolver una crisis que amenaza con extenderse a otras regiones, a las que el organismo financiero llamó también a hacer su parte para salir de la "fase de peligro" en que está la coyuntura global.

 "Los países de la zona del euro harán lo que sea necesario para resolver la crisis de la deuda soberana que afecta esa zona y velarán por la estabilidad financiera de la zona en su conjunto y de cada uno de sus Estados miembros", prometió el comité Financiero y Monetario Internacional del Fondo Monetario Internacional (FMI) al término este sábado (24.09.2011) de su reunión anual con el Banco Mundial en Washington.

BRICS / Washington / IWF / Weltbank

Las potencias emergentes también estzán en riesgo, efnatizó el FMI.

 En su comunicado, se subraya que la "fase peligrosa" en que ha entrado la economía global -y de la que han advertido sin descanso los líderes del FMI, Christine Lagarde, y el BM, Robert Zoellick, en los pasados días- requiere de una "vigilancia excepcional" y una disposición a actuar "decisivamente" de todos los países, pero de forma especial los avanzados y, más particularmente, la eurozona.

El crecimiento no basta

 "Actuaremos de modo conjunto para restablecer la confianza y la estabilidad financiera y hacer volver a revivir el crecimiento económico mundial", prometieron los miembros del FMI, reconociendo que aunque las circunstancias de cada región "varían", la "estrecha interconexión" de las economías globales requieren del esfuerzo de todos para evitar una nueva recesión.

"No hay que hacerse ilusiones", alertó Lagarde al respecto. Aunque las economías emergentes y en desarrollo sigan manteniendo un crecimiento sólido, sobre todo si se compara con el de las naciones avanzadas, "estamos en esto todos juntos y estos países (emergentes y en desarrollo) están claramente en riesgo si hay una dislocación económica", alertó.

"Resolver la crisis de los países avanzados es crítico porque afecta a todos", agregó en la rueda de prensa final del FMI y el BM.

"El mensaje fundamental de esta reunión es que tenemos que actuar juntos", corroboró Zoellick.

"Me siento muy alentada por el sentido de absoluta urgencia compartida entre los miembros", celebró entretanto Lagarde, quien destacó el "claro sentido de diagnóstico común, de objetivo común, decisión y claro foco en los pasos a tomar en las próximas semanas" que reinó durante el encuentro en la capital estadounidense.

En lo que respecta a la eurozona, se reconoce que la promesa de reaccionar rápido para atajar la desconfianza de los mercados incluye "implementar la decisión adoptada por las autoridades de la zona del euro el 21 de julio para flexibilizar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), potenciar al máximo su efecto y mejorar la gestión de la crisis y la estructura de gobierno de dicha zona".

IWF Christine Lagarde

Christine Lagarde, directora gerente del FMI. (Archivo)

Al respecto, la ministra española de Economía y Hacienda, Elena Salgado, subrayó en rueda de prensa tras la reunión que los compromisos europeos merecen un "margen de confianza" porque Europa ya tiene "herramientas concretas" para combatir la crisis que sólo requieren de la ratificación parlamentaria, proceso que confió concluya a mediados de octubre.

Los bancos, a discusión

Más allá de la eurozona, las economías avanzadas se comprometieron hoy también a "velar" por que los bancos tengan "posiciones de capital sólidos y acceso a un financiamiento adecuado".

Un compromiso que parece escuchar los llamamientos de Estados Unidos, cuyo secretario del Tesoro, Timothy Geithner, había alertado hoy una vez más durante la reunión del CMFI a los europeos de la necesidad de crear un "cortafuegos" para "eliminar la amenaza de una suspensión de pagos en cascada, de pánicos bancarios, de un riesgo catastrófico" que, subrayó, podría " minar todos los demás esfuerzos, tanto en Europa como a nivel global".

Según el comunicado final, los países avanzados además "mantendrán políticas monetarias acomodaticias mientras sea compatible con la estabilidad de precios (...), revitalizarán los mercados inmobiliarios debilitados (...) y emprenderán reformas estructurales para estimular la creación de empleo y fortalecer el potencial de crecimiento de sus economías a mediano plazo".

En cuanto a las economías emergentes y en desarrollo, la conclusión final es adoptar una estrategia para "adaptar sus políticas macroeconómicas, según sea necesario, a fin de recomponer los márgenes de maniobra para la aplicación de políticas".

Asimismo, estas naciones se comprometen a "frenar el sobrecalentamiento y fortalecer su capacidad de resistencia ante la volatilidad de los flujos de capitales".

"La volatilidad del precio de los productos básicos y las presiones ejercidas en la seguridad alimentaria son problemas cruciales" que afrontan también estos países junto con los menos privilegiados, alertó por su parte el Comité para el Desarrolo del BM y el FMI.

Reconocer dónde están los problemas, que éstos requieren una acción conjunta y sobre todo rápida y con el apoyo de todas las regiones parece ser el principal resultado del encuentro en Washington.

Por todo esto, la cita es un paso adelante pero, todavía, queda mucho por hacer, recalcó hoy Lagarde.

"Estamos en una coyuntura crítica", subrayó. "Creo que estamos a mitad de camino, ahora es cuestión de presionar fuerte para llegar al otro lado".

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda