1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Europa debate sobre nuevos controles a la inmigración

Se reaviva en Europa el debate sobre el reparto de responsabilidades en la acogida de refugiados. Los ministros del Interior de la Unión Europea se reúnen en Luxemburgo para buscar soluciones.

Bote con refugiados llega a Italia.

Bote con refugiados llega a Italia.

Italia habla de un “tsunami humano” que llega del norte de África, mientras Francia y Alemania consideran exagerada tal comparación. Por el momento, se avizora una discusión con final abierto. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, exige la solidaridad de los demás países miembros de la Unión Europea para recibir a los 22.000 inmigrantes llegados de África del Norte. Pero las señales de los otros países son más que tenues. Francia, Alemania, Suecia y varios países más opinan que Italia está en condiciones de enfrentar sola la afluencia de refugiados.

Permiso de estadía para Europa

Alemania, por su parte, argumenta que cumplió con su responsabilidad en 2010 al acoger a 50.000 solicitantes de asilo. “Ningún país europeo ha recibido tantos refugiados en 2010 como Alemania. En comparación, el número de personas que llega a Italia desde África del Norte sigue siendo mucho menor”, dijo el ministro bávaro del Interior, Joachim Herrmann, en entrevista con la emisora Bayrischer Rundfunk.

Sin embargo, el Gobierno italiano perdió la paciencia. Las autoridades de ese país están entregando a los inmigrantes permisos de residencia que los habilitan para permanecer en la Unión Europea. Y Francia, como contrapartida, volvió a llevar a cabo controles fronterizos. Ambos países se pasan la culpa mutuamente, ya que, en cartas a la Comisión Europea, organismos, tanto de Francia como de Italia, informaron sobre las medidas tomadas y el por qué de las mismas.

Controles a inmigrantes en Lampedusa.

Controles a inmigrantes en Lampedusa.

Tanto Francia como Italia quieren dejar en claro que no violaron el derecho europeo. La Comisión Europea, por su parte, aclaró que Italia tiene derecho a expedir permisos de estadía. Como condición, se debe poseer un pasaporte válido, suficiente dinero para la estadía en la UE y no haber sido ingresado en registros de captura.

Opiniones dispares en política inmigratoria

La disparidad de las posiciones se reflejó en un encuentro de los ministros del Interior francés e italiano el viernes pasado (8/4), que terminó sin solución en vista. Antes de la reunión de los ministros de Interior de la UE, Alemania también tomó posición. El ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich dijo en conversación con la emisora DeutschlandFunk, que las corrientes inmigratorias provenientes de África del Norte son un problema que atañe a Europa, pero que, en primer lugar, atañe a Italia.

“A Italia llegan, sobre todo, refugiados económicos, y eso se debe encarar de tal modo que se logre un acuerdo con los tunecinos para que no salgan de allí, o vuelvan a su país”, dijo Friedrich, quien agregó que se trata, en su mayoría, de ciudadanos que Túnez necesita para la reconstrucción del país. “Esas son tareas que debe realizar Italia como país al que acuden esos inmigrantes”, subrayó el ministro alemán del Interior.

“Volver a controles de frontera germano-austríaca”

El ministro bávaro del Interior, Joachim Herrmann, amenazó, siguiendo el ejemplo de Francia, con reintroducir los controles en la frontera germano-austríaca. Pero aclaró que “sería en caso de extrema necesidad, en el peor de los escenarios”. “Nuestro objetivo es no llegar a tener que hacerlo. Pero hay que decirles claramente a los italianos que no pueden hacer lo que hacen. Si sacan provecho del Tratado de Schengen, también deben atenerse a las reglas del juego”, concluyó Herrmann.

Eso significa que el Gobierno italiano no puede declarar como turistas a todos los tunecinos recién llegados y, con eso, facilitarles la residencia en otros Estados de la UE. También hay que tener en cuenta, según Herrmann, que sólo un 10 por ciento de los tunecinos solicitaron asilo. Los otros admitieron ser refugiados económicos, y, a ellos se los podría expulsar fácilmente, opina el ministro bávaro del Interior.

Manifestación contra llegada de refugiados en Lampedusa.

Manifestación contra llegada de refugiados en Lampedusa.

Nuevos marcos de cooperación en la UE

La comisionada de la Unión Europea para Asuntos Internos, Cecilia Mallström, envió la semana pasada una carta a los ministros europeos del Interior en la que sugiere una nueva cooperación con los países de la región mediterránea que tendría como temas centrales la ayuda económica, la reacogida de refugiados y el apoyo en cuanto a seguridad fronteriza.

La Comisión de la UE negocia también con los países miebros la posibilidad de acoger voluntariamente a perseguidos políticos. Alemania, por ejemplo, se declaró dispuesta a recibir a 100 asilados de Malta. La comisionada también planea conversaciones sobre un decreto de emergencia que aprobaron los Estados miembros en 2001, y que prevé la distribución equitativa de refugiados entre los países de la Unión Europea si se produjera una gran ola inmigratoria. Pero la cuestión es definir qué es exactamente una gran ola inmigratoria, concepto sobre el que hay diversas interpretaciones.

Autor: Christoph Prößl/ Cristina Papaleo

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda