Europa aprieta las clavijas a Grecia | Economía | DW | 06.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Europa aprieta las clavijas a Grecia

Merkel y Sarkozy propusieron crear una cuenta para depositar los ingresos de Grecia con miras a cancelar la deuda del país sureuropeo. Mientras tanto, el despido de 15.000 empleados públicos fue anunciado en Atenas.

default

Los mandatarios de Alemania y Francia hablaron sobre las ventajas de una “cuenta griega”.

Aunque la propuesta de colocar las finanzas helenas bajo la supervisión de un comisario europeo fue hecha por la canciller alemana, Angela Merkel, y su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, la iniciativa que tanta indignación despertó en la cumbre comunitaria del 30 de enero fue atribuida por completo a Berlín. Lo mismo ocurrió este lunes (6.2.2012), cuando la dupla apodada “Merkozy” planteó la creación de una cuenta especial adonde irían a parar los ingresos de Grecia con miras a cancelar la inmensa deuda del país sureuropeo.

Los mandatarios de las economías más fuertes de la zona euro hablaron sobre los posibles beneficios de una “cuenta griega” al salir de un encuentro franco-alemán de ministros celebrado en París. Exasperados por la lentitud de las reformas en Grecia, Merkel y Sarkozy exigieron a todas las fuerzas políticas del país, representadas o no en el actual Gobierno de coalición, que facilitaran la inmediata implementación de las medidas acordadas para evitar la quiebra del Estado y la interrupción de los auxilios financieros ofrecidos por los socios comunitarios.

15.000 empleados públicos menos en 2012

Griechenland / Flagge vor Parlament in Athen

Alemania y Francia siguen estando en contra de que Grecia abandone la zona euro.

La mujer fuerte de Berlín enfatizó que no habría más dinero para Atenas si no se cumplían las demandas de la Unión Eruopea (UE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), la “troika” que ha venido supervisando durante meses la evolución de la crisis fiscal helena. Merkel repitió esta advertencia en un momento en que Bruselas parece estar perdiendo la paciencia con la élite política griega. Por otro lado, tanto Alemania como Francia siguen estando en contra de que Grecia abandone la zona euro.

Las únicas declaraciones concretas del día en relación con la crisis griega fueron hechas por el ministro griego de Reformas, Dimitris Reppas, y el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard. Reppas anunció que se despediría a 15.000 empleados estatales este año, recordando que el objetivo era deslastrar a la administración pública de 150.000 empleados de aquí al año 2015. Blanchard, por su parte, dejó saber en un evento del Carnegie Endowment for International Peace que las pérdidas que los inversionistas privados deberán asumir por sus tenencias de deuda griega serán “muy grandes”.

Gobierno griego se toma un día más

Verhandlungen über einen Schuldenschnitt für Griechenland in Athen

Las deliberaciones en el Gobierno de coalición griego fueron pospuestas hasta el martes (7.2.2012).

La UE aumentó la presión este 6 de febrero para que Atenas ponga en marcha otro programa de austeridad, pero la medida ha encontrado resistencia, no solamente en la calle –los sindicatos han organizado una nueva huelga para este martes (7.2.2012)–, sino también en los salones donde se deciden los recortes en cuestión. La Comisión Europea señaló que el tiempo se acaba para rescatar a Grecia, subrayando que el Gobierno había incumplido los plazos fijados para emprender una nueva poda del gasto público. La decisión debió haberse tomado hace dos días.

La reunión que el primer ministro griego, Lucas Papademos, tenía previsto sostener este 6 de febrero con los líderes de los partidos que conforman la coalición de Gobierno fue pospuesta hasta el martes (7.2.2012), creando aún más tensión en Europa. “Sinceramente, no puedo comprender de qué servirán las horas adicionales. El tiempo es de fundamental importancia. Hay mucho en riesgo para toda la zona euro”, dijo Merkel durante la rueda de prensa que compartió con Sarkozy.

Auxilio financiero antes del 20 de marzo

Ante este panorama, las instituciones comunitarias procurarán acelerar los mecanismos financieros y legales necesarios para el rescate. Las arcas griegas deben recibir dinero fresco antes de que caduque un grupo de bonos de deuda valorados en 14.500 millones de euros el 20 de marzo. Mientras tanto, el segundo paquete de ayuda para Atenas se complica porque las conversaciones del Gobierno con la “troika” se desarrollan al mismo tiempo que sus negociaciones con los inversionistas internacionales para que renuncien a parte de lo que Grecia les adeuda.

Autor: Evan Romero-Castillo
Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda