1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Eurocámara - Venezuela: “No es injerencia, es solidaridad”

Una delegación parlamentaria visitará pronto Venezuela. La preocupación no es injerencia sino solidaridad con su frágil situación democrática y de derechos humanos, se resaltó en un debate en la Eurocámara.

“Creo que la sesión de hoy sobre los derechos humanos en Venezuela ha dejado en claro que las instituciones europeas tienen la obligación de pronunciarse sobre la vulneración de los derechos humanos, no sólo allí sino en cualquier parte del mundo. Venezuela es una democracia herida de muerte”, dijo a DW Beatriz Becerra, eurodiputada liberal y vicepresidenta de la subcomisión de derechos humanos.

Invitados venezolanos

Invitados por los distintos grupos políticos de la Eurocámara, presentaron su enfoque de la situación venezolana dos miembros de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (invitados por conservadores y liberales) , dos organizaciones defensoras de ddhh (invitadas por socialistas y verdes). También, invitado por la bancada de izquierda, el comité que agrupa a las víctimas de los cruentos disturbios de 2014. Éstos últimos se centran en la necesidad de que la instigación a esa violencia no quede impune.

La situación la pintan grave: a los conocidos casos de los líderes opositores encarcelados se sumarían, así se informó en la audiencia, casi ochenta presos políticos más, unas 5000 personas que tienen un juicio pendiente por protestar, la falta de independencia de la justicia, la escasa separación de poderes, un 98% de impunidad y la tasa más alta de homicidios a nivel mundial.

“Se cuestiona la cooperación internacional, se la acusa de obtención de fondos con planes conspirativos”, dijo Marino Alvarado, abogado de PROVEA (Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos). A la constante reducción de la pobreza hasta el 2012 ha seguido, durante el primer año del presidente Nicolás Maduro un aumento del 6%, informa Alvarado quien resalta su preocupación por que el descontento genere manifestaciones que son criminalizadas. “El gobierno no tolera críticas”, apunta.

Obligación de opinar

“Debemos pronunciarnos cuando consideramos que se violenta ese código universal que son los derechos humanos”, subrayó por su parte, desde la bancada socialista Ramón Jáuregui, haciendo referencia a que en la última sesión de Asamblea Parlamentaria birregional (02-05.06) los latinoamericanos no quisieron pronunciarse sobre Venezuela por considerarlo injerencia en asuntos internos. Cosa parecida sucedió en la Cumbre CELAC-UE (10-11-06). “Nuestra crítica la hacemos desde la amistad y la solidaridad con Venezuela para que haya elecciones sin presos políticos, en paz y sin violencia tampoco por la oposición “, afirmó.

Según dijo a DW Luis de Grandes, eurodiputado español del bloque conservador, la Eurocámara espera “que antes del 5 de enero, como dice la Constitución venezolana haya elecciones legislativas en paz, democráticas y libres y que los anuncios de supuestos golpes no sean un pretexto para no celebrarlas”.

Así las cosas, “vamos a enviar una delegación parlamentaria en los próximos días constituida por todos los grupos políticos”, dice Becerra a DW. “Es nuestra obligación actuar y poner a disposición de Venezuela toda nuestra ayuda y todo el apoyo. Estamos apoyando que haya elecciones democráticas y que en ellas intervengan observadores como se hace en muchos países del mundo”, concluye.

DW recomienda