Eurobonos: ¿tabla de salvación para el euro? | Economía | DW | 14.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Eurobonos: ¿tabla de salvación para el euro?

Otra “semana decisiva para el euro” esperan los especialistas, mientras cobra dinámica el debate en torno a la opción de emitir eurobonos, para facilitar el acceso al crédito de los países en crisis.

Zerfallender Euro und EU-Fahne, Schuldenkrise in Europa Keine Weitergabe an Drittverwerter.

¿Se desmorona el euro?

Ni los millonarios paquetes de rescate, ni la intervención del Banco Central Europeo con la compra de bonos de socios en aprietos, ni las medidas de ahorro adicionales resueltas por países como Italia, han logrado ahuyentar definitivamente al fantasma de la crisis que ronda empecinadamente el horizonte financiero de la eurozona. La semana comienza atenazada entre inquietantes signos de interrogación. ¿Cómo se comportarán los mercados? Y ¿qué opciones quedan, si nada de lo que ya se ha hecho alcanza para devolverles la calma resulta suficiente?

Desde Italia vuelve a oírse el clamor por la emisión de eurobonos. La idea es que tales bonos colectivos europeos permitirían a los países más golpeados por la crisis obtener nuevos préstamos a intereses inferiores a los actuales. Como contrapartida, aquellos que hoy en día gozan de mayor solvencia, tendrían que desembolsar más para conseguir nuevos créditos. En el caso de Alemania, ello podría significar un aumento de intereses de más de un 2%, indicó Kai Carstensens, del instituto Ifo, al periódico dominical Welt am Sonntag. Eso se traduciría en costos adicionales de unos 47 mil millones de euros al año, de acuerdo con dichos cálculos.

Resistencia alemana

Wolfgang Schäuble, ministro de Hacienda alemán.

Wolfgang Schäuble, ministro de Hacienda alemán.

No sorprende que sean países como Italia o Grecia los más entusiasmados con esta opción. Ni que precisamente en Alemania se alcen vigorosas voces en contra. Tanto el ministro de Hacienda, Wolfgang Schäuble, como el de Economía, Philipp Rösler, han rechazado en diversas entrevistas la alternativa de los eurobonos con argumentos similares. “En una Europa en la que cada Estado miembro debe asumir sus propias responsabilidades, considero que un bono europeo sería el camino errado”, indicó Rössler en una entrevista al diario económico Handelsblatt.

Schaüble, más tajante, afirmó al semanario Der Spiegel que “no habrá colectivización de deudas ni tampoco un apoyo ilimitado”. Y subrayó: “descarto los eurobonos en tanto los países miembros desarrollen sus propias políticas financieras y hagan falta diferentes tasas de interés para que haya estímulos o posibilidades de sanción, para inducir una política financiera sólida”.

Último recurso

No obstante, también en Alemania parece abrirse paso la opinión de que los paquetes de rescate están llegando a sus límites, según indica el periódico Welt am Sonntag, citando a fuentes gubernamentales no identificadas. Pero un cambio de estrategia sólo se debatirá en caso extremo, es decir, si no se vislumbra otra opción para impedir el derrumbe de la eurozona. Por otro lado, habrá que tener en cuenta la presión externa, que probablemente vaya en aumento y se haga sentir también en la reunión que sostendrá el martes la canciller Angela Merkel con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, para discutir sobre la forma de estabilizar los mercados financieros.

Angela Merkel y Nicolas Sarkozy.

Angela Merkel y Nicolas Sarkozy volverán a reunirse este martes para buscar salidas a la crisis.

En la prensa, en todo caso, el debate ya ha cobrado vuelo. Diversos políticos y economistas exponen en los medios de comunicación nutridos argumentos a favor y en contra de la emisión de eurobonos, que algunos ven como la tabla de salvación y otros como el último clavo en el ataúd del euro. ¿En qué medida confía la ciudadanía alemana en que se conseguirá finalmente recatar la moneda europea? Una encuesta publicada por el rotativo Bild am Sonntag revela que el 31% de los alemanes cree en 10 años más esta moneda habrá dejado de existir. Pero la gran mayoría, el 65%, piensa que el euro seguirá circulando en 2021”.

Autora: Emilia Rojas /dpa/reuters/dapd

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda