Estudiantes se preparan para ser profesionales | Estudiar en Alemania | DW | 24.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Estudiar en Alemania

Estudiantes se preparan para ser profesionales

Y terminada la carrera, ¿qué? Muchos estudiantes no están preparados para dar el paso al mundo laboral. Las universidades alemanas lo saben, y tratan de ayudarles con cursos especializados. Como por ejemplo en Hamburgo.

El 61 % de los licenciados alemanes no se siente preparado para el mundo laboral.

El 61 % de los licenciados alemanes no se siente preparado para el mundo laboral.

Facultad de Filosofía, décimo tercera planta. En una luminosa habitación con mesas blancas van entrando poco a poco los estudiantes. El seminario “Periódicos, revistas y medios digitales” está a punto de empezar. Este se incluye dentro de las llamadas “Competencias Generales de Orientación al Mundo Laboral”, que en alemán se acortan con las siglas ABK y se imparten desde 2005 en las universidades germanas. La mayoría de los que van llenando la sala cursan los últimos años de carrera y están matriculados en disciplinas relacionadas con el idioma, la literatura o las ciencias de la comunicación.

Motivos para convocar a estos cursos hay, según las estadísticas, de sobra. El 61 por ciento de los licenciados se siente en Alemania perdido al acabar la Universidad. Las técnicas de trabajo y los métodos de aprendizaje adquiridos durante años no parecen ser de utilidad fuera del campus. Y los conocimientos que deberían constituir la base del comienzo profesional demuestran deficiencias.

50 seminarios a elegir

Estudiantes en un curso de orientación laboral en Hamburgo.

Estudiantes en un curso de orientación laboral en Hamburgo.

Pocas escuelas superiores se toman las ABK tan en serio como la de Hamburgo. Todos los alumnos están aquí obligados a participar en estos cursos y a su disposición se ha puesto un amplio abanico de opciones: el centro organiza cerca de 50 seminarios en esa área. En ellos se transmiten competencias interprofesionales, es decir, aplicables a todos los empleos.

“Nuestra oferta es muy variada”, destaca Ulrike Job, directora de Ocupación en el Departamento de Lengua, Literatura y Ciencias de la Comunicación. “Cada estudiante tiene la libertad de decidir en qué ámbito desea profundizar sus conocimientos, independientemente de que se trate de economía, marketing, estadística o comunicación”.

La teoría no sustituye a la práctica

La Escuela Superior de Hamburgo oferta hasta 50 cursos de orientación laboral.

La Escuela Superior de Hamburgo oferta hasta 50 cursos de orientación laboral.

“Muchos chicos no tienen ni idea de lo que se van a encontrar en el mundo laboral, ni de lo que el mundo laboral espera de ellos”, dice Danieal Stohn. Esta periodista freelance transmite desde hace dos años en la Escuela Superior de Hamburgo su experiencia a las nuevas generaciones. Hoy da la última clase antes de que acabe el semestre. La mayoría de los que a principio de curso se inscribieron en este seminario no tenían muy claro si realmente querían trabajar como periodistas, explica la profesora. Con ella visitaron el diario local Hamburger Abendblatt. A partir de lo que Stohn y los demás reporteros en activo les han contado, los jóvenes han podido hacerse una idea de lo que supone esta profesión, y de si concuerda con sus planes de futuro.

Johanna Jessen se encuentra entre las que ya sabe que sí quiere ser periodista. Las ABK la han ayudado mucho, asegura. A ampliar sus conocimientos -de informática por ejemplo- pero también en cuestiones específicamente relacionadas con la elección que ha hecho -como el seminario “Escritura Periodística”, que imparte Stohn-. Aún así, recuerda la profesora que ningún acercamiento teórico está en condiciones sustituir a un periodo de prácticas. El valor “no es comparable”, sostiene, y los estudiantes son conscientes: el 67 por ciento considera que la experiencia laboral durante la carrera es importante.

Autor: Janine Albrecht/ Luna Bolívar

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda