Estudiantes plantean ultimátum en Hong Kong | El Mundo | DW | 30.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estudiantes plantean ultimátum en Hong Kong

El gobernador de Hong Kong, Leung Chun-Ying, llamó hoy a los manifestantes a acabar con las protestas por el centro de la ciudad y se negó a renunciar como piden los manifestantes.

Las autoridades de Hong Kong no ceden. En un discurso de 15 minutos antes de presidir la reunión semanal del consejo de gobierno, el gobernador Leung Chun-Ying Leung alejó la posibilidad de "cualquier cambio personal" porque, según él, sólo conducirá a Hong Kong a elegir a otro líder bajo el sistema establecido por Pekín.

Leung Chun-Ying subrayó que ningún "acto ilegal" hará cambiar de opinión a las autoridades centrales de Pekín para que modifiquen las leyes electorales en el territorio gobernado bajo un régimen especial.

"Los creadores de Occupy Central dijeron reiteradamente que si el movimiento se salía de control llamarían a parar. Les pido ahora que cumplan la promesa que hicieron a la sociedad y paren esta campaña de inmediato", dijo Leung.

Advertencia estudiantil

Decenas de miles de manifestantes continuaron hoy con sus protestas y bloquearon calles en reclamo de más democracia en Hong Kong, tras una noche de marchas pacíficas. Las fuerzas policiales se mantuvieron en alerta pero en un segundo plano, mientras las manifestaciones se desarrollaban en calma.

Líderes estudiantiles amenazaron con ampliar aún más las protestas si hasta el miércoles no se cumplen sus demandas: la renuncia de Leung Chun-Ying y el retiro de una controvertida y limitada reforma electoral.

Continúan por ahora los bloqueos de las principales calles del distrito financiero de Central en la isla de Hong Kong y de Mong Kok en la península de Kowloon.

Además, los estudiantes universitarios continuaron con su boicot a las clases. También las escuelas primarias en Wan Chai, Central y otros distritos del oeste cercanos a la zona de protestas permanecieron cerradas.

Muchos manifestantes, vestidos de negro, se mostraban agotados por pasar tantas noches en la calle, pero pese a ello dijeron que no piensan retirarse. Los paraguas que llevan muchos para protegerse del gas lacrimógeno y del fuerte sol han hecho que se bautizara al movimiento como la "Revolución de los Paraguas".

Al menos 70 personas resultaron heridas en las protestas desde el viernes, informó la policía.

Suspenden celebración

Los fuegos artificiales planeados para este miércoles para celebrar el Día Nacional de China fueron suspendidos. Desde la devolución de la ex colonia británica a China, en 1997, Hong Kong es un territorio autónomo chino, y se rige por el modelo "un país, dos sistemas".

El detonante de las protestas es una reforma electoral en la que China admite la elección directa del gobernador a partir de 2017, pero no así la libre nominación de los candidatos a jefe de gobierno.

ER (dpa, efe)