″Estudié en España, trabajo en Alemania″ | Sociedad | DW | 07.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

"Estudié en España, trabajo en Alemania"

Cada vez son más los jóvenes españoles que emigran hacia Alemania buscando oportunidades. En sus voces de quienes ya encontraron empleo no hay triunfalismo sino resignación, y mucho sentido crítico hacia los políticos.

La tasa de desempleo juvenil en España supera máximos históricos. Más del 50% de la juventud española de menos de 25 años se encuentra en paro. Esta situación de desempleo ha provocado que numerosos españoles, licenciados, con idiomas y bien preparados hagan cola en los aeropuertos en busca de un futuro mejor en el extranjero.

Muchos de ellos no saben cuándo volverán, tampoco saben qué se encontrarán cuando lleguen; tan sólo esperan volver a tomar las riendas de su vida a través de un trabajo que les ayude a recuperar su dignidad. Con poco más de una maleta y el portátil colgado al hombro, se agolpan para facturar sus maletas en las aerolíneas de bajo coste.

Entre ellos abundan quienes ya han tenido una experiencia en el extranjero, normalmente como estudiantes Erasmus; la mayoría tienen amigos allí que les han animado a dar el paso. Se van, pero sienten que se les ha sido robado su futuro. No les queda más remedio que emprender un viaje lleno de despedidas tristes y dedos cruzados

Entre los destinos escogidos por los nuevos inmigrantes españoles, destaca Alemania, cuya tasa de desempleo pasa por mínimos históricos. Según la Oficina Federal de Estadística, la inmigración española sufrió un incrementó del 49% en 2011. Y el porcentaje sigue subiendo. Y es que la economía española, contraída en su segunda recesión desde 2009, pasa por un periodo inhóspito. La situación no tiene pinta de mejorar y las escuelas de idiomas se encuentran desbordadas de estudiantes que saben que a la fuerza tendrán que emigrar.

"No es el trabajo de mi vida"

Maribel García Bonillo tiene 25 años y estudió Ciencias Ambientales en la Universidad Miguel Hernández de Elche, habla inglés, alemán y además posee estudios de postgrado. Actualmente reside en Múnich donde trabaja como vendedora en una conocida empresa de textiles española. “No es el trabajo de mi vida, pero me da para ir sobreviviendo mientras termino de aprender alemán. De ese modo podré solicitar un puesto de trabajo acorde a mis estudios universitarios. Por el momento, tengo que contentarme con un trabajo para el que ni si quiera se necesita selectividad”, dice. Desde que terminó la carrera, Maribel sabía que en algún momento le tocaría marchase de su país. No alargó la espera, cogió las maletas y a la primera oportunidad, se fue.

Patricia Sales Chorda

Patricia Sales Chorda estudió periodismo en España. Hoy vive en Heidelberg.

La historia de Laura García no difiere mucho de la de Maribel. Estudió Comunicación y con 25 años no ha cotizado nunca en la Seguridad Social. Desde que terminó la carrera ha ido haciendo prácticas en las que cobraba sueldos ridículos por jornadas interminables… No pudo más, recogió sus cosas y probó suerte en una radio en Freiburg. “Es una pena que España se gaste tanto dinero en nuestra educación y que luego no pueda retener tantísimo talento dentro de sus fronteras. Es increíble que luego sean otros países los que se beneficien a un coste bajísimo de la fuga de cerebros de la que adolece España”, afirma Laura García.

“He perdido mi fe en la política, pretenden silenciarnos, nos dan la espalda, el descontento popular es incontenible”, comenta Patricia Sales, periodista de 25 años afincada en Heidelberg. “Los jóvenes españoles tenemos derecho a tener una vida digna, un trabajo y una vivienda en nuestro país”

Según datos publicados por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en 2010, casi el 40% de los españoles entre 25 y 30 años son licenciados universitarios; sin embargo, no existen cifras oficiales que certifiquen cuántos de esos titulados han emigrado como consecuencia de la crisis económica. Pero en palabras de la ministra de Empleo española, Fátima Báñez “se trata de una fuga de cerebros sin precedentes”.

"Nos creímos los reyes del mambo"

Tanta es la precariedad laboral que padecen los jóvenes españoles, que muchos no han dudado en crear nuevas vías de expresión a través de Internet, para, de esta manera, poder dejar constancia de la frustración de una generación que ve en extranjero su única salida. Ese fue el caso de Rafael Aníbal, periodista en paro de 28 años y creador del blog Emigración Española Pepes y Pepas 3.0., a través del cual numerosos inmigrantes españoles cuentan su experiencia y lanzan mensajes a la clase política.

Casualmente, el nombre del blog fue escogido en honor a la película Vente a Alemania, Pepe, la cual retrataba la emigración española al país germano en los años 70. “Quería aprovechar para reivindicar que a pesar de que en un momento dado nos creímos los reyes del mambo, no dejamos de ser un país de emigrantes, de gentes que se han tenido que marchar para labrarse un futuro que su país y su clase político les negó y nos sigue negando.”

Mientras tanto, cientos de españoles aguardan con resignación su destino. 2.400 españoles aterrizaron en Alemania entre enero y junio del pasado año. Y los malos resultados económicos auguran que esa cifra seguirá creciendo. “La vida es una noria”, apunta Rafael Aníba, “uno ya no sabe dónde podrá estar”.

Autora: Nuria García Reche

Editor: Enrique López

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema