1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Estrasburgo busca evitar acuerdos “a sus espaldas” sobre Gran Bretaña

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz quiere que David Cameron dialogue con los grupos políticos de la eurocámara antes de la cumbre de febrero en la que se prevé acuerdo sobre la cuestión británica.

Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, con sede en Estrasburgo.

Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, con sede en Estrasburgo.

El líder de los liberales (ALDE), Guy Verhofstadt, pidió hoy a la Conferencia de Presidentes -los líderes de los grupos políticos y el presidente del Parlamento Europeo (PE)- que invite a Cameron a un debate el día 16 de febrero.

La solicitud, con la que el político belga quiere "evitar acuerdos por la puerta de atrás" por parte de los líderes, según señaló en un mensaje de la red social Twitter, ha sido aceptada por los demás grupos políticos. Ahora Schulz "le hará llegar la invitación" a Cameron para reunirse con la Conferencia de Presidentes en la fecha apuntada por Verhofstadt.

Eso supondría que Cameron acudiese a la Conferencia de Presidentes dos días antes de la cumbre en la que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE quieren forjar un acuerdo con Londres para evitar su salida del bloque comunitario. Los negociadores de Cameron y de la Comisión Europea (CE) y el Consejo confían en tener sobre la mesa a principios de febrero una propuesta concreta de cara al Consejo Europeo de los días 18 y 19 de febrero sobre las exigencias que plantea Londres.

¿Referéndum antes del fin de 2017?

El "premier" conservador británico se ha comprometido a convocar un referéndum antes del fin de 2017 sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE tras negociar un nuevo encaje del Reino Unido en la Unión. Los cuatro pilares de la propuesta británica incluyen asuntos como el mercado único, la inmigración de los ciudadanos comunitarios, la competitividad y la integración europea.

Entre esas reclamaciones figura la polémica propuesta de que los ciudadanos de otros países de la Unión que lleguen al Reino Unido deban vivir allí y pagar impuestos durante cuatro años antes de optar a beneficios sociales, la que más rechazo suscita entre los demás países miembros de la UE.

JOV (efe,europapress)

DW recomienda