Estadounidense sería enjuiciado en Corea del Norte | El Mundo | DW | 27.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estadounidense sería enjuiciado en Corea del Norte

Corea del Norte anunció que un turista coreano-estadounidense, encarcelado a fines del año pasado, enfrentará un juicio por cometer supuestos “crímenes en contra del Estado”.

Kenneth Bae, de 44 años, ha sido retenido por la policía desde que llegó a la ciudad nororiental de Rajin el 3 de noviembre. El se encontraba entre un grupo de cinco turistas. "En el proceso de la investigación, él admitió que cometió crímenes que apuntaban a derrocar a la RPDC con hostilidad en su contra", informó el medio estatal KCNA, que usó el nombre epública Popular Democrática de Corea, que es el título oficial del país. "Sus crímenes fueron probados por evidencia", agregó, y afirmó que Bae sería llevado pronto a la Corte Suprema "para enfrentar un juicio". No entregó más detalles.

En Washington, la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki dijo que Estados Unidos está al tanto de los informes de que un ciudadano estadounidense enfrentaría un juicio en Corea del Norte. Añadió que representantes de la Embajada de Suecia, que actúa como una potencia protectora para ciudadanos estadounidenses en Corea del Norte, habían visitado a Bae el viernes.

Activistas de derechos humanos de Corea del Sur afirmaron que Pyongyang podría haber objetado algunas de las fotografías de Bae, incluyendo algunas de niños indigentes en Corea del Norte.

Prisionero de Corea del Norte podría ser condenado a 10 años de cárcel

Un periódico de Corea del Sur publicado por una familia evangélica afirmó que Bae podría haber tenido en su poder filmaciones en donde autoridades de Corea del Norte aparecen ejecutando a desertores y disidentes. Informaciones que ha sido imposible verificar. Según la ley de Corea del Norte, el castigo por actos hostiles contra el Estado es de cinco a 10 años de trabajos forzados.

Varios ciudadanos estadounidenses descendientes de coreanos han tenido problemas en Corea del Norte desde hace años y Pyongyang ha tratado de usar su detención para conseguir visitas de funcionarios estadounidenses de alto perfil. Entre los más notables destaca el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton.

Clinton voló a Pyongyang en el 2009 y se reunió con el entonces líder Kim Jong-il antes de lograr la liberación de dos profesionales de medios estadounidenses que habían sido acusadas de entrar ilegalmente al país.

Las tensiones entre Corea del Norte y Corea del Sur, junto a su aliado Estados Unidos, han aumentado en las últimas semanas desde que la ONU endureció las sanciones tras la tercera prueba de un arma nuclear por parte de Pyongyang en febrero.

El endurecimiento de esas sanciones llevó a Corea del Norte a amenazar con ataques nucleares contra Corea del Sur y Estados Unidos.

JOV (dpa, Reuters)